• Por AlohaCriticón

Jorge Guillén fue uno de los poetas más importantes de la influyente Generación del 27. Este “Cántico”, una de sus mejores obras, muestra su espíritu animoso y optimista con su entorno vital, característica de su primera etapa como literato que posteriormente modificaría en títulos venideros.

El libro fue subtitulado como “Fe De Vida”.

Leamos algunos poemas:

Los Jardines

Tiempo en profundidad: está en jardines.

Mira cómo se posa. Ya se ahonda.

Ya es tuyo su interior. ¡Qué trasparencia

de muchas tardes, para siempre juntas!

Sí, tu niñez: ya fábula de fuentes.

Perfección

Queda curvo el firmamento,

Compacto azul, sobre el día.

Es el redondeamiento

Del esplendor: mediodía.

Todo es cúpula. Reposa,

Central sin querer, la rosa,

A un sol en cénit sujeta.

Y tanto se da el presente

Que al pie caminante siente

La integridad del planeta.

Cima de la delicia

¡Cima de la delicia!

Todo en el aire es pájaro.

Se cierne lo inmediato

Resuelto en lejanía.

¡Hueste de esbeltas fuerzas!

¡Qué alacridad de mozo

En el espacio airoso,

Henchido de presencia!

El mundo tiene cándida

Profundidad de espejo.

Las más claras distancias

Sueñan lo verdadero.

¡Dulzura de los años

Irreparables! ¡Bodas

Tardías con la historia

Que desamé a diario!

Más, todavía más.

Hacia el sol, en volandas

La plenitud se escapa.

¡Ya sólo sé cantar!

Desnudo

Blancos, rosas… Azules casi en veta,

retraídos, mentales.

Puntos de luz latente dan señales

de una sombra secreta.

Pero el color, infiel a la penumbra,

se consolida en masa.

Yacente en el verano de la casa,

una forma se alumbra.

Claridad aguzada entre perfiles,

de tan puros tranquilos

que cortan y aniquilan con sus filos

las confusiones viles.

Desnuda está la carne. Su evidencia

se resuelve en reposo.

Monotonía justa: prodigioso

colmo de la presencia.

¡Plenitud inmediata, sin ambiente,

del cuerpo femenino!

Ningún primor: ni voz ni flor. ¿Destino?

¡Oh absoluto presente!

Ir a la biografía AlohaCriticón de Jorge Guillén

Te puede interesar