• Por AlohaCriticón

Tercer disco de Antony Hegarty con los Johnsons, un intérprete que ha conquistado a no pocos a causa de su andrógina expresión melodramática inspirada tanto por Nina Simone como por Marc Almond, Scott Walker o Boy George.

Su música, una mezcla entre pop cabaretero-orquestal, soul y jazz, se centra en lamentos íntimos y quebradizos sobre melodías adornadas con arreglos de cuerdas.

La verdad es que parte de sus pausadas piezas, aunque los textos no evaden tópicos con estampas lacrimógenas (en buena parte de las canciones aparecen lloros por doquier) y ambientes nocturnos con desorientación, poseen empaque emocional y cierta belleza, aunque sus afectados recursos compositivos se revelen muy redundantes y limitados a la misma fórmula repetida una y otra vez.

El disco, con una fotografía en portada del bailarín japonés Kazuo Ohno, se inicia con “Her Eyes Are Underneath The Ground”, una pieza lenta con piano, cello y violines en donde se manifiesta en su esplendor la fragilidad y el dolor aportado por su interpretación. Es una preciosa elegía a una madre muerta.

En “Epilepsy Is Dancing” su pop íntimo y orquestal con trazos vals y soul nos lleva a los Christians de los 80 si evitamos los manierismos vocales.

“One Dove” es uno de los mejores momentos del disco con una hermosa canción sobre pesadillas en soledad y esperanzas de superación en una situación de desamparo.

El tempo se aviva moderadamente en “Kiss My Name”, tema con un tono más alegre que no descuida su esencia vocal apasionada-melancólica y la elegante cobertura instrumental de violines y piano.

“The Crying Light” posee bellas reminiscencias medievales en su guitarra y un trabajo vocal excepcional, mientras que “Another World” es un corte sombrío con ambigüedad sobe suicidio. Muy lineal y tópico en su texto.

“Daylight And The Sun” comienza con una gran atmósfera, paranoica y casi de terror, pero se desarrolla en un espeso y melodramático ejercicio pseudo-operístico con lágrimas al amanecer en un lugar sin luz.

Otros temas del álbum son “Aeon”, canción de base soul, “Dust And Water”, tema con ecos africanos con regodeos vocales a cappella, y “Everglade”, pieza de piano en donde se remacha la abundancia plañidera con estilo y afectación.

Ir a la biografía de Antony And The Johnsons

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:9    Promedio:3.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar