• Por Antonio Méndez

beach-house-7-albumCrítica

El “7” del dúo formado por Alex Scally y Victoria Legrand ofrece lo mismo que en sus anteriores 6: densos arreglos con melodías de ensueño, sentimientos agridulces, expresión delicada, etérea, letárgica… atmósferas que tanto toman de la lisergia dream pop como del shoegazer o del post-punk.

“Dark Spring” significa el tono pesaroso del disco… años de luz roja oscura, el frío aparece, la estrella trae miedo, colores perdidos… Es un medio tiempo macilento, como si Phil Spector produjese a un grupo shoegazer de los años 90.

La balada “Pay No Mind”… a la deriva, cuando te miro por la noche, pero el beso del amor no puede ser más frío… Confusión sentimental en ritmo pesado blues-noise con fuzz. La melodía es meritoria y Victoria transmite con efectividad su ánimo.

“Lemon Glow”… lee mi futuro, dime qué ves… prométeme que estaré bien… tristeza de color caramelo… Atmosférico tema psicodélico con sentido cósmico, ácido, y arreglos sesudos llenos de capas de sintetizadores.

Polifonía vocal a capela en la balada ambient pop “L’Inconnue”, una pieza… siete chicas al final del día, cantan, rezan juntas… con partes en francés, ambiciosa, que no termina de convencer.

“Drunk In LA”… corre el alcohol y las velas nos mantienen calientes… Parranda en California y más tarde en Francia… subiré la Torre Eiffel, escribiré cartas en el cielo… Otra balada dream ambient pop que redunda atmósferas previas en un proceso repetitivo que comienza a cargar.

beach-house-7-foto-duo-criticaPercusión tribal en la intro de “Dive”. Juego vocal con autorespuesta en un corte de intro lenta que aviva su ritmo de psicodelia ensoñadora a mitad de pieza. Lo comprobarán quienes tengan la paciencia de llegar a la mitad de pieza.

Pegadiza electrónica. “Black Car” pretender ser un tema hipnótico… no puedo cerrar los ojos cuando camino por la noche… y no está mal la pretensión. Buena atmósfera.

En “Lose Your Smile” utiliza una guitarra acústica… dulces mentiras en tu cara, lágrimas, sol en la lluvia, arco iris… La melodía soft pop, con una frágil interpretación vocal de Legrand, es la mejor del disco.

“Woo” es lo más cercano que están Beach House del tecnopop 80’s. Romanticismo en modo sutil.

Las dos últimas canciones de “7” están dedicadas a dos chicas Andy Warhol de los años 60. “Girl Of The Year” a Edie Sedgwick… vístete para desnudarte, deprimida para impresionar… Notable dream pop de nuevo con aciertos atmosféricos y melódicos. La languidez convertida en belleza.

Termina el disco con “Last Ride”. Inspirada en Nico, el tema hace uso del piano y progresa en siete minutos con un excelente final dream pop con influencia Velvet Underground. Día soleado, ella vestida de negro. Sale. Mírala, allí va.