• Por AlohaCriticón

big brother and the holding company album critica review disco portada cover

Tras jactarse de ser la primera mujer en no llevar sostén en la universidad de Texas, Janis Joplin decidió largarse de su pueblo de “garrulos” de los que ella era presa de su esclavitud. En San Francisco conoció las drogas que tantos problemas le dieron hasta el final de su vida, en 1970. Volvió a Texas en 1966, encontrándose con Chet Helms, manager de “Big Brother and the Holding Company”. Éstos buscaban cantante, y sin pensarlo, Janis se unió a ellos y regresó a San Francisco a probar suerte como músico. Gracias a una actuación espectacular en el festival de Monterrey de 1967 consiguieron grabar su primer disco en un pequeño sello, Mainstream. Fruto de esas sesiones Big Brother and the Holding Company se bautizaron musicalmente. Pese a que Janis compuso solo tres de las diez canciones, pronto eclipsaría al grupo con su majestuosa voz. La grabación está plagada de aires psicodélicos y cantos al amor influenciados por el aura hippie de la costa oeste americana. Canciones como “Caterpillar”, “Women is losers”, “Blindman” o “Intruder” así lo demuestran. Con “All is loneliness” nos introducimos en un mundo negro con un aura psicodelica tremenda, pero compensadísimo con clásicos como “Call on me”, “Down on me” y “Bye, bye baby”, que reflejan la influencia del blues de Janis Joplin y aportan una carga más emocional al conjunto de la grabación.Este debut seria un disco casi perfecto, pero los músicos no estuvieron a la altura de las circunstancias, siendo esto motivo de disputas y una de las causas por las que Janis dejó el grupo en 1968.

Juan José Lahuerta Conde-Salazar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación