• Por Antonio Méndez

black Sabbath 13 album review disco cover portada

Desde el año 1995 que no grababan Black Sabbath. “Forbidden” había sido un penoso álbum en el que sólo Tony Iommi se encontraba como miembro original. Casi veinte años después Iommi, Ozzy Osbourne y Geeze Butler se reencuentran con “13”, disco con la ausencia del batería Bill Ward, reemplazado en las baquetas por Brad Wilk, el músico de los Rage Against The Machine.

Rick Rubin produjo en Mercury en “13” a esta banda británica, nombre clave del rock, uno de los grupos más influyentes de todos los tiempos tras su aparición a finales de los 60 con una atmosférica mezcla de hard rock, blues rock, acid rock, prog-rock, rock gótico… pioneros del heavy metal.

“End Of The Beginning” comienza el disco con ocho minutos de tempos pesados, densos, distorsión guitarrera con potentes riffs guitarreros, enfoque épico, variantes rítmicas, tono oscuro-apocalíptico con Ozzy y su voz narcotizada, perdido, confuso, preguntándose si… ¿es este el fin del comienzo o el comienzo del fin?.. Apertura digna de su mejor etapa en los inicios de los años 70.

¿Dios vive o está muerto?… Nueva pregunta de Ozzy en “God Is Dead?”, corte con un panorama devastador, pesadillesco, misterioso, paranoico, con estallidos eléctricos de guitarra en ocasiones evocando campanas en funeral, temblorosa percusión… Brillante conjunción instrumental para un temazo en donde a pesar de fluir ríos de maldad, caer lluvia de sangre y sufrir ausencia de mañanas Black Sabbath buscan esperanza en un mundo de caos y desorden.

“Loner”, la historia de un infeliz y enigmático solitario, tiene cierto parecido al “NIB” de su primer y recomendable LP. Contundente riff, directo para un tema enérgico… Sin duda los grupos stoner rock escucharon mucho a Black Sabbath.

Calman su bravura eléctrica con “Zeitgeist”, pasable balada acústica con base psicodélica space rock, voz distorsionada y percusión entre lo latino y lo oriental.black Sabbath review fotos ozzy iommi

“Age Of Reason” es un gran tema que recupera el hard rock progresivo de comienzos de los 70, mientras que la dinámica “Live Forever” trata sobre un cabalgante ritmo aspectos de edad, tiempo, muerte…

“Damaged Soul” es un escuchable blues hard rock con influencias góticas y de la música de Cream. Cierran con “Dear Father”, canción con el protagonista de un sacerdote pedófilo. Aunque no es “Paranoid” ni “Master Of Reality”, resulta un álbum disfrutable.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Black Sabbath

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:8    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar