• Por Antonio Méndez

budgie review album disco never turn your back on a friendCrítica

Es una pena que el grupo Budgie no tenga la popularidad que se merece, a la altura de otras grandes bandas de hard rock de los 70, porque la gran mayoría de sus discos son auténticas gemas para el amante del rock atemporal.

Uno de los mejores trabajos de su discografía es “Never Turn Your Back On a Friend”, festín para cualquier melómano que se precie y un disco que patea en cualquier tipo de vertiente a, valga la redundancia, cualquier mindundi rockerillo de hoy en día (salvo honrosas excepciones). “Never Turn Your Back On a Friend”, con portada diseñada por Roger Dean, es un álbum de piezas extensas progresivas de ricas texturas instrumentales que alternan sudorosos cortes rockeros con hermosas baladas acústicas, cortas, melódicas.

“Breadfan” es un excelente, vibrante tema de variantes tempos que alterna ritmos frenéticos de carácter eléctrico con el brillante Tony Bourge en la guitarra haciendo virguerías en interacción con la vigorosa sección rítmica de Burke Shelley y Ray Phillips y un pasaje acústico folk de gran belleza que muestra la versatilidad vocal de Burke, siempre de expresión aguda. Este tema, un clásico de Budgie, fue versionado en los años 80 por Metallica.

La siguiente pieza es una versión del megaclásico de Big Joe Williams, “Baby, Please Don’t Go”, probablemente la mejor versión jamás hecha del tema con un implacable ritmo que imposibilita al oyente (si es que éste tiene un poco de sangre en el cuerpo) permanecer estático ante tanto derroche sonoro. Una auténtica maravilla de adaptación.

Después de tanto pulso rítmico la banda se templa y nos regala una de sus varias y memorables baladas acústicas ejecutadas con gran sentimiento por parte de Shelley, la romántica y preciosa “You Know I’ll Always Love You”, con un delicado, susurrante, hipnótico estribillo. Fenomenal canción.

Su carácter progresivo se advierte en “You’re The Biggest Thing Since Powdered Milk”, un tema magnífico, extraordinario, de simpático título, iniciado con un espectacular solo de batería de Ray Phillips y continuado por una orgiástica sinergia instrumental y vocal con voces enfáticas y sonidos poderosos de múltiples aristas ejecutados de manera magistral con Bourge, excepcional como siempre, en las seis cuerdas e incluso cantando una parte del tema.

Cuando nos estábamos recuperando del gozo de este sensacional tema un riff guitarrero adictivo nos advierte de la entrada de “In The Grip Of a Tyre Fitter’s Hand”, canción que pone de manifiesto que Tony Bourge es uno de los grandes de la guitarra rock que tanto interpreta un sencillo riff que marca el tema como construye con sus notas un espacio climático lleno de misterio.

Como pasó con “You Know I’ll Always Love You”, tras estos dos enormes cortes rockeros Budgie vuelve a calmar el ritmo para incluir otra bonita y corta balada acústica, “Riding My Nightmare”. Magnífica melódica y estribillo fenomenal con bellas armonías vocales.

El álbum se cierra con “Parents”, la pieza más larga del LP y un tema de rock progresivo admirable con heterogéneos pasajes sónicos, gloriosa interacción instrumental y letra memorativa. ¡Grandes Budgie!

Ir a la biografía AlohaCriticón de Budgie

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:24    Promedio:4.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar