• Por Antonio Méndez

Crítica

Esta gozada de disco de Cheap Trick supuso su resurrección como gran grupo y su vuelta a los sonidos gloriosos que la banda ofreció en los años 70.

“Cheap Trick” es otra muestra del talento de esta excelente banda americana, el disco que tendría que suceder a “Dream Police”.

Veinte años después de su debut y tras muchos de silencio volvieron a grabar en un sello independiente este maravilloso LP homónimo en donde enseñan a las nuevas generaciones como componer e interpretar música de calidad con referencias principales, desde su propio y vibrante enfoque, a los Who, Yardbirds, Stones y los Beatles, en especial John Lennon, confeso admirador de la banda que invito al grupo a grabar con él en la etapa del “Double Fantasy”.

Cuando escriben temas pop ofertan lecciones de primor melódico al alcance de muy pocos. Cuando tocan rock transmiten más energía e intensidad que un grupo de adolescentes. Y con la voz de Robin Zander todo suena a gloria. Por no hablar del potente bajo de Tom Petersson, la vitaminada batería de Bun E. Carlos y la flamígera guitarra del talentoso Rick Nielsen.

“Anytime” se abre con una intro de batería de Carlos antes de la aparición de Nielsen con sus imprevisibles seis cuerdas y el hombre de las mil voces (Zander) adoptando un tono misterioso. Pieza amorosa que alcanza su clímax con un coro lleno de armonías que poseen ese carácter lisérgico que tanto gusta a la banda en contrapunto a un desgañitado Robin con un requerimiento de malvada apetencia amorosa.

La huella de los Who, con Bun E. a lo Keith Moon, se encuentra en “Hard To Tell”, excelente corte de gran estribillo que ejemplifica bien el proceder de los Cheap Trick con esa combinación de pop de impecable construcción y pujanza hard rock; y en “Eight Miles Low”, pieza con Zander a lo Roger Daltrey en la época “Quadrophenia”.

“Carnival Game” es una delicia pop a lo Beatles, igual que el single “Say Goodbye”, agradable tema con las melodías vocales y la artesanía melódica características del grupo.

“Shelter” es una estupenda, emocional balada con arreglos orquestales que Rick Nielsen escribió como tributo a sus padres fallecidos. Lennon es la inspiración de la resentida “You Let a Lotta People Down”, una sobresaliente canción con Nielsen brillando en las guitarras y un excelente Zander en la voz.

El rock frenético, casi a lo punk ramoniano, aparece en “Baby No More”, tema con una interacción instrumental enérgica y directa subrayando la urgencia emocional de Zander en advertir a su ex pareja que nada de nada, que no quiere saber nada de ella nunca más.

También se muestran dinámicos en “Wrong All Along”, sudorosa pieza de rock’n’roll con el grupo recordando a los Stones más briosos de los 70.

“Yeah Yeah” es una gloria, ritmo implacable del bajo de doce cuerdas de Tom Petersson, estribillo de fácil recuerdo y Rick mostrando su capacidad para elevar cualquier tema con su fantástico trabajo guitarrero.

El álbum se cierra con la exquisita balada “It All Comes Back To You”, con Robin adoptando una voz telefónica y el sonido elegante de la Martin Tiple, guitarra acústica de diez cuerdas.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Cheap Trick

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:10    Promedio:4.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar