• Por Antonio Méndez

cheap trick special one album cover disco portada critica reviewCrítica

Después de seis años sin grabar en estudio, Cheap Trick retornaron en el año 2003 con “Special One”. No es una obra maestra al estilo “Dream Police”, probablemente su más subestimado y mejor trabajo, pero, aunque es un disco menor dentro de su trayectoria, “Special One” es un trabajo mayor (y de nuevo tristemente infravalorado) si fuese grabado por la mayor parte de las bandas del momento.

Estos maestros del rock en general, y del power pop en particular, vuelven a facturar un album sin pretensiones, muy influenciado por los Beatles, con temas llenos de energía, melodía, ritmos acentuados, desarrollos originales, letras sagaces, guitarras extraviadas, armonías psicodélicas, riqueza en texturas…

“Scent Of a Woman” es un corte rockero vibrante, con influencia de los Who del “Who’s Next” o “Quadrophenia”, con Bun E. Carlos machacando la batería y Robin Zander, uno de los grandes cantantes de la historia, mostrando su poderío vocal a lo Roger Daltrey y su talento para exprimir las emociones de los textos que interpreta, como se puede comprobar también en “Special One”, balada con aroma oriental que incluso llega a recordar al George Harrison de “Cloud Nine” y algún apunte vocal a lo Marc Bolan.

“Too Much”, canción sobre ruptura sentimental que evidencia su reverencia por los Beatles, es un medio tiempo de predominio acústico con una maravillosa melodía que podría ir firmada también por los mejores Jayhawks o por el último Tom Petty.

“Pop Drone” es una pieza pausada, medio bluesy de carácter psicodélico, que vuelve a recordar a los Beatles, en especial a Paul McCartney. El grupo de Liverpool y sonidos del “Revolver” son la ascendencia de “My Obsession”, excelente tema jangle power pop que envidiarían los Jayhawks poder tener en su catálogo.

En “Words” recuperan sonidos de los años cincuenta en una balada que podría aparecer en la banda sonora de “Grease” antes de retomar el proceder beatleiano con un fantástico Rick Nielsen a la guitarra.

“Sorry Boy” es un potente tema que recuerda a los primeros Cheap Trick con composiciones de múltiples aristas con aromas psicodélicos. Fenomenal creación con una arrebatadora conjugación vocal e instrumental para crear de manera plausible un tono más que inquietante.

“Best Friend” muestra a un Robin Zander en su capacidad de múltiples registros en un tema de atractivo enfoque atmosférico con algún rasgo de los Who, pasando de una apostura vocal a lo David Bowie a un crescendo con expresión enfática, chillona, afirmando el rubio cantante que nadie más que el mismo es su mejor amigo.

Tras “If I Could”, un pegadizo pero menor corte pop, las dos piezas finales, “Low Life In High Heels” y “Hummer”, prácticamente conforman un tema único. ¡¡Y vaya tema!! Una pieza fascinante y personal que solamente Cheap Trick, en especial Nielsen, puede crear con valía sin caer en el ridículo. Zander con el “humm-humm-humm” y sus ilustres compañeros de grupo brillando con sus palpitantes instrumentos graban aquí uno de los pasajes más sencillos y excitantes de este placentero recorrido por este álbum de un grupo histórico, admirado por gente como Billy Corgan o Kurt Cobain.

Las diversas piezas del disco están producidas, además de por los propios miembros de Cheap Trick, por varios técnicos, entre ellos Jack Douglas (quienes les había producido su disco debut), Steve Albini, Dan the Automotor y Christopher Shaw.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Cheap Trick

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:10    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar