• Por Antonio Méndez

circus-album-1969-prog-rockCrítica

Antes de integrarse en King Crimson, el saxofonista y flautista británico Mel Collins grabó en 1969 en Transatlantic Records este LP homónimo con el grupo Circus, un conjunto completado en el momento de la grabación por el guitarrista y vocalista Ian Jelfs, el bajo y guitarra acústica y el batería Chris Burrows, ayudados puntualmente en la percusión por Keith Bleasby.

El disco, el único grabado por Circus, es un válido trabajo de jazz rock, psicodelia y prog-rock producido por Ray Singer (el exmiembro de los psicodélicos 60’s Nirvana) que gustará a quienes escuchen a Caravan, Camel, Jethro Tull o Traffic.

Cinco versiones y tres composiciones propias, todas de Mel Collins, suenan en este trabajo abierto con una larga adaptación del “Norwegian Wood” de los Beatles. Son siete minutos progresivos con variantes de tempo, guitarras eléctricas fuzz hard rock, saxo jazz, punteos blues, una inquieta batería de Chris Burrows… ligoteo, coito y madera noruega ardiendo… Excelente clímax de intenso empuje guitarrero.

El primer tema propio de Collins es “Pleasures Of a Lifetime”, corte prog-rock bucólico, ensoñador, nostálgico, sobre los placeres de la vida. Envolvente sonido acústico con armonías vocales a lo Crosby, Stills & Nash y dos tramos diferenciados que, ambos evocativos, hacen progresar a la pieza desde una balada soft-pop a un instrumental jazz con Mel dominando la composición y retomando en el outro su inicio con fondo de marcha militar.

circus-mel-collins-fotosEl tercer corte es “St. Thomas”, conocido corte original de Sonny Rollins adaptado por Circus como un alegre jazz latino instrumental en el que colabora Keith Bleasby en la percusión con Mel brillando con la flauta.

Collins es el autor de “Goodnight John Morgan”, otro instrumental, esta vez muy corto (menos de 2 minutos), en una ejecución elegante de un relajado jazz rock, easy listening. Mel al saxo.

La tercera composición de Mel Collins para este LP es “Father Of My Daughter”, balada melódica con armonías vocales al estilo sonido Canterbury que podrían haber grabado Caravan.

Los tres últimos cortes son versiones. El primero, “II B. S.”, es una adaptación prog-jazz-rock de la apertura del disco “Mingus Mingus Mingus Mingus Mingus” (1964) de Charlie Mingus, con Chris Burrows destacando con su insistente línea de bajo en una sinergia instrumental fenomenal.

En “Monday Monday” versionan el clásico de los Mamas & The Papas… contradictorios sobre el lunes tras el fin de semana… tan bueno para mí, no puedo confiar en ese día (aunque los Circus se saltan en esta adaptación lo del bueno para mí)… con la pastoril flauta de Mel Collins en un medio tiempo acústico jazz pop.

Cierran el álbum con “Don’t Make Promises”… no hagas promesas que no puedas cumplir, no me traiciones… tema de 1966 original del cantautor folk y pop Tim Hardin con un progreso jazz interesante en el que Mel muestra su virtuosismo en la flauta. Un año después ya estaba en King Crimson. Más tarde en Camel.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar