• Por Antonio Méndez

clutch-psychic-warfareCrítica

Acércate y siéntate aquí… The Affidavit… ¿Por qué no comienzas?… En los años 90 se creó en Maryland el grupo Clutch, un conjunto de potente sonido con influencias del hard rock, del blues rock, del heavy metal, del rock sureño, del punk, de la psicodelia… que a lo largo de su trayectoria ha grabado grandes discos como “Blast Tyrant” o “Robert Hive/Exodus”.

Su undécimo álbum es “Psychic Warfare”, colección de contundentes temas rock iniciada tras la introducción de “The Affidavit” con “X Ray Visions”, historia de un hombre escondido en un motel que consulta su horóscopo mientras se obsesiona con amenazas bélicas y visiones. Como un thriller de serie B con científico loco a ritmo del “Paranoid” de Black Sabbath.

En “Firebirds!” Neil Fallon las necesita, a ambas… quiere consuelo cuando está a punto de volverse loco. Enérgico, pegadizo himno hard blues rock con vocinglero estribillo.

Se acuerdan de ZZ Top en “A Quick Death In Texas”… ¿cómo iba a saber que tenía un marido tan celoso?… Evocando un escenario de spaghetti western humorístico para protagonismo de Giuliano Gemma con fusión funk-blues-rock e influencia de Led Zeppelin y Jimi Hendrix. Los riffs son tremendos con un Tim Sult fantástico a la guitarra.

Fallon cae impetuoso ante los encantos de una femme fatale en “Sucker For The Witch”… víctima de una bruja. llama a la inquisición, hazme un exorcismo, estoy poseído, Dios, ayúdame… Latigazo rock. Frenético ritmo. Gran bajo de Dan Maines. Explosiva canción.

clutch-psychic-warfare-critica-discoNo hay justicia. Treinta días en el agujero. Ahora Neil está preso, enganchado a alguna fémina. “Your Love Is Incarceration”. Corte con tanta herencia del funk como del rock sureño.

“Doom Saloon” es un corto instrumental a lo Morricone. Otro guiño al spaghetti western con sonido reverb.

“Our Lady Of Electric Light” es una balada que mezcla el blues rock en escenario del Oeste con un ambiente misterioso gótico y una metáfora de luces de club nocturno… Ella camina delante de nosotros. Entra en el bar. Levanta el velo. No le falta épica.

Soy un buen salvaje preso del rock and rolll… Influencias del punk y de Motorhead en la rítmica canción “Noble Savage”.

“Behold The Colossus” es una de las cumbres del disco. Neil Fallon emplea en el texto recursos mitológicos… gorgonas, cíclopes… con bases hard rock y southern rock 70s. Como si los británicos Budgie fuesen de Alabama. Temazo con otra lección guitarrera de Sult, quien también brilla en “Decapitation Blues”, canción con sensacionales riffs.

Cierre épico con “Son Of Virginia”, siete minutos en tempo lento con sonido twang y extraños textos que hacen pasear un perro ciego por un cementerio. Buen final para un disco hard rock notable.