• Por Antonio Méndez

Crítica

Tras sus andanzas como solista y grabar recientemente un espléndido disco junto a su hermano Tim, Neil Finn decidió retomar su carrera con los Crowded House con “Time On Earth”, disco de pop artesanal con notas melancólicas que le encuentra en su significada labor melódica con autores de primer orden como Paul McCartney, Todd Rundgren, Nick Lowe o Emitt Rhodes.

Esta resurrección no alcanza las cumbres de sus trabajos previos con la banda neozelandesa (con gemas imperecederas como “Fall At Your Feet”, “Four Seasons In One Day” o la fantástica “Distant Sun”) y, tras un inicio de cierta diversidad, en su parte final termina cayendo en un recorrido final de ritmos mayoritariamente calmos y apenadas melodías pop-rock que, no obstante y como es habitual en Finn, consiguen calar sentimentalmente con cada escucha y encontrar nuevos detalles en la melodía y en los arreglos. Con una, con dos, con tres, con cuatro…

Sus narraciones de tintura abatida y crescendo emocional se inician con “Nobody Wants To”, bella pieza melódica con guitarras lastimeras de ecos folk y country-rock, pianos nostálgicos, panderetas, cálidos coros que arrullan una lírica de asistencia compasiva.

En este comienzo del álbum pervive lo mas destacado de la autoría pop de Finn. El single “Don’t Stop Now” muestra de manera cálida su faceta más power-pop, al igual que “She Called Up”, dinámica pieza tipo Raspberries que les conduce también a la época de los Splitz Enz.

La serpenteante “Say That Again” exhibe la aptitud de la sección rítmica, y el piano, los arreglos y el desarrollo melódico de “Pour Le Monde” les emparenta con los máximos espejos compositivos de Neil: los Beatles.

Johnny Marr co-escribe “Even a Child”, canción con pujante intro guitarrera, estribillo en falsete, y repique mandolinero que no quedaría mal en un disco de caras b de los Cheap Trick.

A raíz de aquí el álbum, al que le sobran tres o cuatro canciones en su semiaburrida parte final, se muestra conscientemente moroso, incluso ambicioso en su énfasis atmosférico en base a la tristura global de una poética que conduce el álbum a pasajes intimistas que necesitan suficiente ligazón emocional para conectar con sus taciturnas melodías admirablemente arregladas.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Crowded House

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:8    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar