• Por Antonio Méndez

dada-1970-album-review-criticaCrítica

Antes de crearse Vinegar Joe, algunos de sus componentes, como la cantante Elkie Brooks (Elk) y el guitarrista Pete Gage, estuvieron en Dada, un grupo de fusión blues rock, jazz rock, rock progresivo…

Grabaron en Atco Records con producción del propio Gage y de Paul Clay.

Aunque se cita como miembro a Robert Palmer (el famoso cantante que triunfó más tarde como “Simply Irresistible”), realmente no estuvo en la formación en la grabación pero sí tenía contacto con ellos y más tarde se unió en su etapa pre-Vinegar Joe.

El que sí estaba era Jimmy Chambers, más tarde parte del grupo tecno pop Londonbeat (conocidos por su éxito en single “I’ve Been Thinking About You”).




dada-elkie-brooks-critica-review-1970El disco homónimo de Dada, nombre se supone que derivado del dadaísmo de Tristan Tzara, se abre con “Big Dipper”, una canción compuesta por Paul Korda y Pete Gage.

Paseos por la Osa Mayor con intro en medio tiempo blues rock a lo Free, Jefferson Airplane, Big Brother & The Holding Company, con arreglos soul funk y toques jazz.
Su desarrollo progresivo posee variantes de tempo y estilo, alternando y combinando voces Paul Korda y Elk, con un solo de órgano y un outro que parece copular a Black Sabbath o a Deep Purple con la KC & The Sunshine Band.

Es un buen comienzo de álbum que incluye su primera (de las dos) versiones del LP con “The Last Time”, un original de los Rolling Stones con arreglos muy diferentes al tema stoniano que juega con distintas variantes del riff (psicoblues, hard rock) y con inventivos progresos que van del hard rock proto-glam al góspel soul o al pop barroco.



Además de la apertura, Korda y Gage también escribieron:

“This Is My Song”.
Es una balada que parte de una intro folk acústica con flauta e himno estribillo (esta canción la cantaré solo…porque es una mala canción) a un musical hippie a lo “Hair” (no en vano Paul Korda estuvo en su adaptación en Londres) con juegos vocales pasando por sonidos jazz rock a lo Blood, Sweat & Tears y tramos barrocos.

De nuevo se vuelve a alternar la voz masculina y femenina con un cripticismo sobre individualidad en un escenario de decadencia… no volveré más.

Korda, el principal autor del álbum, co-escribió junto al teclista Don Shinn, exmiembro de grupos beat y R&B 60s como The MeddyEvils y The Soul Agentes, los cortes:

“Seed Of Peace”.
Tema sobre pacifismo, tiempo de amor y paz con piano jazz.
Es una balada con falsete que posee también con mucho eco de musical clásico de Broadway.

“Tonite Is”.
Corta espera nocturna en sueños y con ojos astrales con un sonido melódico sunshine pop a lo Association con trazos de pop cabaretero a lo Sopwith Camel.

En medio Shinn había compuesto el interludio para órgano de tubos “Organ Interlude”.




Con Zagni, Pete Gage escribió “She Walks Away”.
Es un medio tiempo a lo Jefferson Airplane que mezcla sus bases soul-funk/jazz rock con Elk luciéndose en la voz y prominentes arreglos de viento, destacando los saxos de Barry Duggan y Malcolm Capewell.

El corte gira sobre una mujer que abandona a su amante… ella se marcha, deja atrás el pasado.

La otra versión del disco es “Aspen, Colorado”, que un año antes había grabado su autor, Tony Joe White.

Al igual que la previa de los Rolling Stones, la versión de Dada es bastante diferente.
Tiene fondo country al estilo de la de White, pero le aportan un sonido más bucólico, más folk, con uso de flauta.
Si le quitaran los arreglos de viento, la adaptación recordaría a Buffalo Springfield.


Don Shinn (a quien Keith Emerson tenía como espejo en los años 60) escribió “Eyes Of The Warren”, quien toca el órgano con Elkie Brooks poniendo voz a una balada soft rock estilo Carpenters, recordando también a Barbra Streisand, combinada con un jazz psicoprogresivo definido por el teclado de Shinn.

Los dos cortes finales son obra de Paul Korda:

“Jasamin”.
Es una balada acústica de interesantes variantes

“Dada”.
Intro con órgano de tubos que progresa con un animada pieza jazz rock soul con toques blues y góspel y el grupo festejando la unión de la música, el arte y el amor.

Disco infravalorado, las piezas ganan con las escuchas por su buena labor en arreglos en la fusión de jazz, prog-rock, psicodelia, folk, soul…