• Por AlohaCriticón

1.- La escasa obra (cuatro Lps) de David Ackles es una de las más desconocidas y por tanto infravaloradas de la música popular. Es una pena que un tipo de su talento se haya visto reducido a la peligrosa etiqueta de artista de culto que es tanto como decir reservada al disfrute de unos pocos. Por mi parte me daría por satisfecho si logro que alguién se interese por conocerle, sobre todo sus tres primeros discos, “David Ackles” (1.968), “Subway to the country” (1.969) y “American Gothic”(1.972), con los que consigue una trilogia realmente soberbia, con muy diferentes acompañamientos y arreglos: el grupo Rhinoceros en el primero y las orquestaciones de Fred Myrow y Robert Kirby para el segundo y tercero, respectivamente.

En el primer album hay canciones extraordinarias como “Down river” o “The road to Cairo”, (versioneada con éxito por Julie Driscoll & The Brian Auger Trinity), que cuentan con una narrativa cinematográfica como una sucesión de planos que deja espacios a la imaginación del oyente, historias de desarraigo, alcoholismo, amistad, amor, etc, con una voz grave, cálida, envolvente. En comparación, “Subway to the country” baja un poco el nivel pero hay grandes canciones como “That’s No Reason To Cry” o la propia “Subway to the country”.

2.-“American Gothic” concebido como un ciclo sobre la vida contemporánea en USA, está producido por Bernie Taupin y grabado en Inglaterra, lo que le dió una adecuada perspectiva de distancia sobre unos temas profundamente enraizados en el “american way of life” como el divorcio (Waiting for the Moving Van), la guerra de Vietnam (Ballad of the Ship of State), el racismo (Blues for Billie Whitecloud) o la prostitución (American Gothic). Musicalmente se trata de una obra de gran riqueza en la que se oyen ecos tanto de compositores clásicos americanos como Ives y Copland ( One Night Stand) como de las revistas musicales de Broadway de unos Rodgers, Gershwin o Cole Porter (Oh, California) pero siempre manteniendo la estructura de CANCIONES con unos arreglos extraordinarios que merecen punto y aparte.

3.- Robert Kirby es conocido principalmente por sus arreglos de cuerda para el “Fives Leaves Left” de Nick Drake, pero también merece reconocimiento por su trabajo para el maravilloso “Just Another Diamond Day” de Vashti Bunyan y muy recientemente para un tema de “Fashionably Late “(2.002) primer disco en 11 años de Linda Thompson. No obstante, su joya de la corona es esta obra donde su imaginación y talento se ponen al servicio de las canciones. Por último, destacaría la épica “Montana Song” y sobre todo la bellisima “Love’s Enough”, para mí una de las mejores canciones del siglo XX. Descubrir este disco es hacerse uno mismo el mejor favor al que se puede aspirar.

Francisco J. de Paz Blanco

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:8    Promedio:3.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar