• Por Jorge Max

Crítica

“Some Great Reward”, el cuarto LP de la banda británica Depeche Mode y el segundo con la presencia de Alan Wilder, es quizá el mejor disco de Depeche Mode en la primera mitad de los años 80 y el que elevó a Martin Gore a la talla de gran compositor.

Contiene clásicos del grupo como “People Are People”, canción que mezcla el dance pop con el sonido industrial mientras cantan que no entienden por qué la gente se odia, “Blasphemous Rumours”, balada sobre suicidio con un excelente texto de Gore, la preciosa y romántica “Somebody”, otra canción lenta, ahora con piano y con la sensible voz principal de Martin Gore (la anterior, como casi todos los temas del grupo, estaba cantada por Dave Gahan), y “Master And Servant”, canción sobre una relación sadomasquista de nuevo con mezcla dance e industrial. Disco imprescindible del techno pop new wave.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Depeche Mode