• Por Antonio Méndez

Crítica

Mientras que con los desaparecidos Kyuss y su banda paralela Queens of The Stone Age, Josh Homme revisita/ba el acid rock de los 60 y 70 creando el stoner rock, con el proyecto Eagles of Death Metal festeja el rock’n’roll más lúdico con claras huellas setenteras sin perder retazos del garage-rock 60’s.

Caben en sus sonidos tanto el citado garaje como el rock stoniano con Mick Taylor en la banda, el glam o el boogie-rock.

“Heart On” es el tercer álbum del dúo (Homme está acompañado en esta aventura rock por Jesse Hughes), un disco (que por supuesto hay que escuchar con alto volumen) iniciado con “Anything Cept The Truth”, pieza con aplausos que significa su deuda con los Rolling Stones de comienzos de los 70. Enérgico tema, arrogante, sexual, con telarañas de guitarras hard-blues-rock y una potente percusión en una narración con una mujer pidiendo explicaciones a su maromo por su tardanza. Él le dice que hace lo que quiere y que ha estado bailando con una gogó. Pues baila, no te prives ni te reprimas.

critica-eagles-of-deah-metal-heart-onDespués de esta notable apertura, el disco nos sitúa en el primer single del disco, “Wannabe in LA” un movido y escuchable boogie-garage-rock con sonidos fuzz y algún aire oriental.

“(I Used to Couldn’t Dance) Tight Pants”, parodia de bailongos discotequeros que parece retomar el personaje de la primera pieza, utiliza un riff blues-hard-rock en un tema muy 70, con ascendencia tanto de los Stones, como de ZZ Top, de Grand Funk Railroad o de los primeros KISS.

“High Voltage” es ardiente, sexual, le chupan el dedo, ella es una chica caliente y le gusta el rock’n’roll. Uy, qué maravilla de mujer. Es un corte glam-rock con fuzz bass y un wah wah funkie.

“Secret Plans” es una de las cumbres del disco. Sensacional boogie-garage-rock con trazas también del hard pop de Cheap Trick… I want what I want what I want… Adhesiva, adictiva.

El disco sigue aportando momentos placenteros con el medio tiempo “Now I’m A Fool”, en donde mezclan unas baterías spectorianas-motown con repiques guitarreros jangle pop. Estupenda melodía y gran interpretación vocal para una canción muy luminosa sobre ruptura amorosa. Otro de los grandes momentos del álbum.

El título homónimo del disco, “Heart On”, es esencialmente un corte rock típicamente stoniano con variantes de mérito en el falsete y estribillo que le acercan de nuevo a la fuerza melódica de Cheap Trick. Hay uso de armonías y falsete con trallazos guitarreros blues-rock en contrapunto.

Otras guitarras blues abren el medio tiempo “Cheap Thrills”, hard rock con coros femeninos, reverb vocal y potentes riffs que nos devuelven a la gran época del rock de finales de los 60 y comienzos de los 70. Aquí hay ya los primeros apuntes psicodélicos tan propios de los Queens of The Stone Age y que se reiterarán en este tramo final, como en “How Can A Man With Many Friends Feel So Alone”, tema sobre la soledad con pirotécnicas guitarras psicoblues y voz laxa.

En “Solo Flight”, monólogo sobre masturbación y relación fallida, es un corte lento pero poderoso con un acerado estribillo. “Prissy Prancin” suena en su comienzo oriental antes de girar completamente y, con voz en falsete, mostrar el gran sentido del ritmo y la melodía de sus hacedores con una muy disfrutable pieza garage-glam. Muy buen tema.

El disco termina con “I’m Your Torpedo”. Con batería frenética a lo “Lust For Life” de Iggy Pop, es una épica garajera con reiteración rítmica y agudas guitarras psicodélicas. Un gran final para un recomendable disco.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Eagles Of Death Metal