• Por Antonio Méndez

everymothers-son-album-review-1967-discosCrítica

En el año 1967 el grupo Every Mothers’ Son (también acreditado en ocasiones como Every Mother’s Son) publicó los dos únicos LPs de su corta carrera nacida en la ciudad de Nueva York a mediados de década.

El grupo estaba formado por el cantante, guitarrista e intérprete de banjo Dennis Larden, por su hermano Larry (acreditado en ocasiones como Lary), vocalista, guitarrista rítmico e intérprete de autoharpa, por el bajista Schuyler Larsen, por el batería Christophe Augustine y por el teclista Bruce J. Milner.

El quinteto llamó la atención de Wes Farrell, quien les consiguió un contrato con MGM Records para la grabación de un primer álbum homónimo abierto con su single más conocido, “Come And Take A Ride In My Boat”, composición del propio Farrell con la participación de Jerry Goldstein.
La canción, con Larsen destacando en el bajo, es una estupenda psicodelia garajera de animoso ritmo con metáfora sexual.

Los hermanos Larden son los autores de casi todas las canciones del LP a excepción de la citada “Come And Take A Ride In My Boat” y de “Ain’t No Use”, medio tiempo lisérgico escrito por el teclista Milner que cuenta con armonías vocales a lo Beach Boys y con un órgano muy atmosférico.




everymothers-son-critica-discos-anos-60“I Won’t”, corte con potente sección rítmica, es un melódico pop soul garajero con una pareja de imposible vuelta por parte masculina… crees que eres ‘cool’, yo no lo soy, crees que soy especial, pero para nada… no soy tu juguete.

La delicada “For Brandy” posee arreglos orquestales y luminosas voces estilo The Association.
Sunshine pop, preciosismo melódico con combinación vocal, recuerdos de melancolía romántica.

“Didn’t She Lie” es otro pop garajero de primer nivel con un gran estribillo y fenomenales arreglos vocales.




La dulce “What Became Of Mary” muestra su faceta barroca.
La psicodelia de “Ain’t It A Drag”, con viñetas humorísticas de posible ligoteo que sale mal, sobresale por su riff de guitarra y por los tramos country con uso de banjo.

“Allison Dozer” es un enérgico garage rock con influencia de canciones como “You Really Got Me” o del “All Day And All Of The Night” de los Kinks y con similitud al pop garajero de los Question Mark & The Mysterians.
Sin miedo a Allison Dozer, en su alfombra roja, con su luz azul, ella coge mi mano y cierra la puerta… preparada para matar.

“I Believe In You” es una balada que pasa del ritmo de marcha al vals pop con los Every Mothers’ Son no creyendo en los chismes sobre su novia, mientras que “Sittin’ Here (Peter’s Tune)”, que remacha el asunto previo (esperando el tren por mi chica, no viene, la dice que no vendrá…), y “Come On Queenie”, historia del Oeste sobre una guapa bailarina, son dos cortes vodevilescos a lo Lovin’ Spoonful.

Muy buen primer disco.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Every Mothers’ Son