• Por Antonio Méndez

Foxboro Hot Tubs es el nombre elegido por el grupo Green Day para revivir en el 2008 los sonidos más enérgicos de los grupos de los años 60, base (con la parte final de los 50 ) de todo el rock y pop posterior.

Enérgico y melódico, el disco es un reciclaje de riffs y ritmos con ecos de los Kinks, de los Yardbirds, de los Who, de los Troggs, de los Beatles o, entre otros muchos nombres, de los grupos garajeros y bubblegum estadounidenses.

El álbum se abre con la pieza que lo titula, “Stop Drop and Roll”, canción sobre pérdida de control con protagonismo de una sexy adolescente en la que ya comienzan a asomar los riffs incisivos kinkskeros de guitarra, guiños a los Sonics con “Strychnine”, armonías en coros, y melodías que mezcla el garage-rock 60’s con los Supergrass.

“Mother Mary”, relato de huida de amantes, emplea el ritmo del “Lust for Life” de Iggy PopDavid Bowie y no faltan animosos coros de uuuuuss y papapapas típicamente sesenteros.

En “Red Tide”, retrato de una joven desesperada que vive en la oscuridad y se aisla del bullicio festivo, suenan casi calcados al riff del “Tired Of Waiting” de los Kinks con destellos también en el concepto ominoso-crudo de los Troggs.

En “Ruby Room” emplean un Farfisa tipo garage de los ? & The Mysteryans. No faltan los uuu-uus en esta historia de fatal destino y penas empapadas en alcohol.

“She’s a Saint of a Celebrity” es un corte bubblegum garajero-glammero con armonías vocales en un cruce entre los Sweet con los Cheap Trick.

El riff de “Broadway”, tema con protagonismo de perdedor con paseos por carretera y lustres de botella, podría tocarlo Dave Davies; mientras que “Sally” es una clara revisitación (para el que tenga un mínimo conocimiento cultural rock) del “Stepping Stone” de los Monkees. El inicio es que es clavado. No podía faltar en la revisitación garajera el sonido del Farfisa.

“Alligator” posee armonías siniestras al estilo Troggs, contundente riff (de nuevo a lo Kinks del “You Really Got Me”) y letras nonsense tipo bubblegum que mezclan a los caimanes con el space invaders.

“The Pedestrian”, perspectiva en primera persona de un solitario inadaptado, es un luminoso pop guitarrero que encuentra a los Green Day con resonancias vitaminadas del Merseybeat.

“27Th Ave Shuffle”, tema de manida angustia urbana, puede recordarle a muchos a los Beatles de la primera etapa (que también es cierto que puede recordar), pero no es más que un cruce entre el “My Generation” de los Who con el “Over, Under, Sideways, Down” de los Yardbirds.

En “Dark Side of the Night” se ponen sofisticados y ofertan un corte pop muy 60’s con arreglos elegantes, reverb, y armonías vocales. Suena como si los Searchers fuesen arreglados por Burt Bacharach.

En “Pieces of Truth” vuelve la energía garajera (con saxo incluido a lo Sonics) que despide con júbilo este aceptable debut de estos Foxboro Hot-Green Day.

El álbum no aportará nada nuevo (nada en la actualidad aporta nada nuevo al que vaya más allá de la mediocridad revistera mass media –y “menos” media salvo muy, muy raras excepciones- y haya profundizado en la historia del rock) pero gustará por afinidad a los que consuman habitualmente sonidos 60’s.

Ir a la biografía de Green Day /Foxboro Hot Tubs

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:14    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar