• Por Antonio Méndez

gaz-coombes-worlds-strongest-man-discosCrítica

Gaz Coombes fue el líder de unos de los grupos de mayor interés y menor reconocimiento del ‘britpop’ de los años 90, Supergrass, banda rock con influencias psicodélicas, glam o power pop.

En su carrera en solitario no está levantando grandes pasiones en una orientación art rock y electrónica con textos entre la nada y lo surreal, algo apreciable en su tercera entrega, “World’s Strongest Man”, un álbum producido por Ian Davenport.

Estoy destrozado, llámame cuando se inicie el fuego, quiero ser yo mismo, estoy en casa viendo telebasura… Gaz sufriendo de lo lindo en la canción lenta que titula el LP, “World’s Strongest Man”, funk espacial con toques robóticos y coros pomposos. Los arreglos son ambiciosos en una sobreproducción que pondera sobre todo la atmósfera.

En “Deep Pockets” hay un ritmo machacón deudor del krautrock con ascendencia también post-punk en estampas urbanas… estoy fuera por la noche, gente medio desnuda, cheques en blanco, paso mi tiempo en coches… Electropop rítmico que podrían cantar The Killers.

Vuelve la base funk en “Walk The Walk”… extrañas épocas, es fantasía, no me hipnotices con mentiras, todo se derrumbará… Oscuridad en tempo moderado con coros souleros. Uso del falsete. Demasiada densidad.

gaz-coombes-foto-critica-2018No más miedo, escucho problemas, hay tormenta… “Shit (I’ve Gone It Again)”. Intro lenta en plan crooner sofisticado, expresión afectada, piano, emocional, fondo recargado de sonidos, sentido épico en los arreglos. Entre Marc Bolan y George Michael.

Coombes quiere ser Radiohead o Mercury Rev en “Slow Motion Life”. Balada con piano… sabes que pagaría por dejar atrás estas lágrimas… en una lisergia dream-ambient pop.

“Wounded Egos” comienza como balada art pop y sube el ritmo con coro final infantil. Para cantar con los Arcade Fire.

“Oxygen Mask” es una pieza acústica en tempo lento, buena melodía en modo folk pop.

“In Waves” tiene ecos de Cream o del stoner rock light de Queens Of The Stone Age.

Percusión tribal en “The Oaks”, psicofunk sin demasiado interés.

Voz agonías en “Vanishing Acts”, ritmo electrónica y arrebato vocal a lo Jack White. Nada especial.

“Weird Dreams” es una electrónica experimental onírica… no me despiertes, todo se acaba con el nuevo sol. Pesado final.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Supergrass

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar