• Por AlohaCriticón

Sexto álbum de este grupo británico con nombre de origen español y sonidos americanizados que ensanchan su base melódica y poética pop con elementos folk-rock, blues y country.

Con producción de Gil Norton (colaborador de los Pixies o los Foo Fighters) el disco contiene una serie de temas de agradable escucha por su notable artesanía pop y su apreciable emulsión de estilos en una escritura tan íntima como sofisticada, preferentemente en tonalidades tranquilas, con pasajes acústicos y prolijidad en los arreglos.

El primer corte es de lo mejor del álbum, “Notice”, cálido medio tiempo con guitarra acústica, refinados arreglos de cuerda, armonías vocales y reflexión en torno a un conflicto amoroso y una oportunidad perdida cantado de forma apacible por Ian Ball, uno de los vocalistas del conjunto inglés.

Ben Ottewell canta “See the World”, un corte folk-rock con jangle guitar que parece mezclar a los primeros REM con los América de los 70.

“How We Operate” mixtura en su comienzo los sonidos de un banjo con una simple pero atractiva línea de guitarra (incluso puede ser una mandolina) antes de que la batería intensifique el tempo en una narrativa de acomodo sentimental que busca el encuentro y comprensión entre la pareja.

“Hamoa Beach” es un animoso corte acústico con trasfondo wah-wah que podría interpretarlo el Paul McCartney de los Wings fusionado con los Jayhawks.

Tom Gray canta el tema pop de ascendencia Beatles “Girlshapedlovedrug”, (los Fab Four también son referencia en “Woman! Man!”) mientras que Ben toma el protagonismo en “Chasing Ghost With Alcohol”, pieza lenta con sonidos blues de slide guitar, electricidad ruidista y piano eléctrico para unahistoria de evasión etílica tras la ruptura amorosa, y en “Tear Your Love Apart”, rugosa canción garajera con algún retazo psicodélico.

Otros cortes del álbum son “Charley Patton Song”, balada de atmósfera taciturna que tanto podrían cantar los Wilco más recientes como los Death Cab for Cutie, “All Too Much”, con percusión tipo sioux, varianza de tempos con lugar a explosión guitarrera noise en el estribillo y la acostumbrada emocional interpretación vocal de Ottewell, y “Cry on Demand”, canción con Gray en la voz, silbidos y un semblante country-pop a lo Fountains of Wayne.

“How We Operate” termina con la balada “Don’t Make Me Laugh”, canción elegante y melódica que parece mezclar el country-rock de Gram Parsons con la sofisticación pop de los Zombies.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar