• Por Antonio Méndez

Ya abandonada hace tiempo la edad de explotar espinillas y de centrar su atención en trivialidades acnéicas, los Green Day reaparecen con “American Idiot”, un disco conceptual ideado como opera rock a lo “Tommy” de los Who o como ambicioso proyecto lírico y sonoro, un particular “Sgt. Peppers” con animosidad ramoniana y arrojo clashero.

Para su despliegue adoptan un tono lastimero, quejoso, crítico, con un aura de desilusión en un ambiente netamente urbano en base a comentarios sociopolíticos y viñetas dominadas por el sentir de un joven americano, quien busca salida a su desorientación vital con un trasfondo estilístico power pop y punk pop.

“American Idiot”, corte punk-pop con referencias a Ramones, Husker Du o The Who, abre el álbum con la energía inherente a la composición de la banda. Ritmos corpulentos, guitarras explosivas, estribillos pegadizos, temática en base a estampas suburbanas y acotaciones acerbas con el poder dominador y controlador.

“Jesus Of Suburbia” es la primera suite del disco. Dividida en cinco secciones de variados tempos, la misma nos presenta al personaje central, mesías de la rabia airado con su contexto que vive en una tierra de crédulos que no logran creer en él. En su opulento recorrido sonoro tanto escuchamos pasajes mod-punk a lo Jam o hard rock, como power pop, punk-pop e incluso retazos vocales a lo Beach Boys, siempre sin perder sentido melódico.

El punk-pop es la base de la vibrante y sardónica “Holiday”, un corte antibélico con influencia de los Clash y los Jam que protesta, supuestamente, contra la guerra de Iraq.

Tras “Holiday” se ponen melancólicos en “Boulevard Of Broken Dreams”, sensacional composición power pop con una estupenda atmósfera remarcada por el trémolo. La sensibilidad melódica de Billy Joe y el buen trato vocal presente en todo el álbum se aprecia en esta magnífica pieza sobre la alienación y la búsqueda de esperanza para salir de esta situación, de este sistema.

“Are We The Waiting” es una balada enfocada como un himno, esencia acentuada por el retumbante, enfático estribillo. Intro de sencilla pero potente batería y retozonas guitarras jangle en una pieza marcada por el escepticismo y la espera lírica.

“St. Jimmy” nos presenta a Jimmy, el hijo de una ramera y de Edgar Allan Poe, también hijo violento de las armas. Crítica y visceral, es un corte de frenético punk con ascendencia de los Ramones y los Clash. El corte más punkie del disco que concluye con apoyos vocales que de nuevo vuelven a recordar a los hermanos Wilson.

El aplacamiento del dolor se busca con “Give me Novocaine”, tema a lo Foo Fighters que comienza de manera acústica para en su progreso acelerar el tempo y electrificarse. “She’s a Rebel”, punk-pop contagioso ramoniano, con estribillo ultramelódico, muy timboykiniano, se centra en el personaje femenino de Whatsername, protagonista también de “Extraordinary Girl”, pieza iniciada con percusiones orientales en efluvios psicodélicos, ¿una tabla hindú?, que se eleva en un pujante y melódico tema power pop con armonías a lo Beatles.

El punk-pop asoma de nuevo en “Letterbomb”, canción principada con una voz infantil. Parece mezclar a los Ramones, los Jam y Foo Fighters.

“Wake Me Up When September Ends” es una bonita balada acústica que en su desarrollo va incrementando su ritmo y su potencia instrumental, con especial significación para el trabajo en las baquetas. Su asunto parece recaer en el fin de la inocencia. Este tema lento es el preludio de “Homecoming”, la segunda suite del álbum, de mayor carga épica que la primera y en donde amalgaman muchas de sus influencias en una pretenciosa variedad de tempos y estilos, con momentos para recordar a los Who, a los Clash, Buzzcocks o Ramones. La parte “Rock’n’roll Girlfriend” está compuesta y cantada por el batería Tré Cool.

El disco se cierra con un fenomenal tema que evoca la figura femenina que da título al corte, “Whatsername”, con un estupendo sentido del ritmo, de la melodía, de la modulación vocal y de la efectividad guitarrera, con un atractivo puente, habilidad creativa que dignifica su capacidad para componer plausibles piezas power pop como ésta.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Green Day

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:49    Promedio:4.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar