• Por Antonio Méndez

guided-by-voices-aztec-albumCrítica

Unos meses después de “Surrender Your Poppy Field”, Robert Pollard volvió a editar un nuevo disco con los Guided By Voices, “Mirrored Aztec”, una colección de dieciocho canciones.
Son temas cortos (muchos de ellos no llegan a los dos minutos), directos, básicos, repetitivos… con algunos riffs pegadizos y sonidos con deudas garajeras, post-punk, power pop.

“I Think I Had It, I Think I Have It Again” es como una canción de Bob Mould, el exmiembro de Husker Du, con acordes a lo The Who.
Sin variantes de interés, letra mínima, se hace pesada.

“Bunco Men” es un corte directo, melódico, machacón en su ritmo, que toma modos y maneras de los Pixies.
Dimensiones limitadas, habitación con vistas a las estrellas.
No está mal.




Más rítmica es la canción “Citizen’s Blitz”, rápida, de tono urgente, disonante, quebradiza.
La rutina termina haciéndola olvidable.

“To Keep An Area”, búsqueda de refugio seguro, personal, es un medio tiempo de fácil escucha.
También muy Bob Mould. Buena melodía. Un power pop agradable.

Un minuto y medio dura “Easier Not Charming”, pop de estribillo facilón con la particularidad de un ritmo boogie rock.
No funciona.




guided-by-voices-critica-2020-discosJuguetón riff post-punk el de “Please Don’t Be Honest”.
No está mal la estructura, entre los Pixies y un insospechado tramo de pop barroco.

También hay variantes curiosas en “Show Of Hands”, pasando de un jangle melódico al estilo de los primeros REM a una parte psicopop orquestal.
Tiene mérito.

“Lip Curlers” es un pop garajero con Robert evocando a Neil Young con los Crazy Horse.
Tiene cierta intensidad, pero poco más.

Riff bailón, simpático, el de “Math Rock”, canción que alterna guitarras post-punk con hard rock para al final meter un coro infantil y efecto eco.
Bastante cansina.




“Transfusion” posee tensión atmosférica post-punk… demasiada confusión, necesito una transfusión…
Suficiente.
El art rock/post-punk “Biker’s Nest” tiene su gracia, y es uno de los cortes más interesante en arreglos.

En un minuto termina “A Whale Is Top Notch”, reunión sinsentido de animales… ballena, conejo, palomas…
“I Touch Down” redunda en ecos de Crazy Horse pero en un desarrollo aburrido.




“Haircut Sphinx” es como si Michael Stipe grabase glam rock en los años 70.
“Screaming The Night Away” es pegadiza en medio tiempo. Acierto melódico en una estructura sencilla con añadido de sintetizadores.

En la intrascendente “Thank You Jane”, Pollard le da las gracias a Jane Fonda por liderar desde la mansión, bien confortable, posturas calentólogas.
El riff está bien tocado.

“The Best Foot Forwards” es una de las piezas más cansinas del disco; y el cierre, “Party Rages” es como un híbrido entre la nueva ola de The Cars o The Knack con el rock 70s de los Who, añadiéndole un outro de guitarra ácida, rasposa.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar