• Por Antonio Méndez

hawkwind-1970-album-reviewCrítica

Con este subestimado disco homónimo, debutó el importante grupo inglés Hawkwind en formato álbum.
En esta primera andadura en el space rock, el prog-rock y el rock psicodélico, Dave Brock, compositor, cantante y guitarrista, estaba acompañado por Huw Lloyd-Langton en la guitarra líder, John A. Harrison en el bajo, Terry Ollis en la batería, Dik Mik en teclados y electrónica, y Nik Turner en el saxo.

El propio Brock produjo el álbum en Liberty con la ayuda de Dick Taylor, el miembro de los Pretty Things.
Se abre con el single “Hurry On Sundown”, un corte con elementos folk rock, blues, en el que Brock espera… apura, atardecer, quiero ver lo que nos trae el mañana… ¿puede traer la guerra?…
El propio Brock toca los solos de armónica y participa en el apoyo en la percusión insistente, mantra, de la sección rítmica de Terry Ollis y John A. Harrison.

En el LP se incluyen varios instrumentales muy atmosféricos.
El primero es “The Reason Is?”, intro lenta con cimbales y efectos vocales e instrumentales en un space rock a lo Pink Floyd.




hawkwind-1970-banda-rock-progresivo-space-rockMás de ocho minutos dura “Be Yourself”, un corte psicoprogresivo con Dave en busca de identidad y paz mental.
Personalidad…. sé tu mismo.
La pieza, con concepto de acid jam, es machacona, martilleante, paranoica, un tanto repetitiva en las voces pero con variantes instrumentales, destacando el saxo de Nik Turner.

El instrumental “Paranoia” se divide en dos partes.
La primera muy corta, un minuto de bajo dominante con tono de misterio.
La segunda, de cuatro minutos, mitiga el ritmo y crea con acierto un escenario desquiciado… aya, aya… de frenopático, con guitarras angulares, percusión nerviosa, sonido in crescendo.
Buena atmósfera.

Otro corte instrumental es “Seeing It As You Really Are”, una pieza progresiva, experimental, de más de diez minutos.
Space rock en vena, con gemidos, efectos climáticos, lamentos, Brock desgañitándose, fiero, loco…
Se introduce en tempo lento y va ganando ritmo en una evolución jazz acid rock con un buen trabajo guitarrero de Lloyd Langton y en los teclados de Dik Mik.




El álbum, sin bonus tracks posteriores, termina con “Mirror Of Illusion”, historia pesimista en siete minutos de un notable psicofolk rock a lo Love de Arthur Lee o a lo Country Joe & The Fish… grito con la gris y fría máscara de la mañana pero nadie me escucha, el mundo de ensueño se derrumba.
El espejo de la ilusión todavía refleja tu sonrisa.
Hecho añicos.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Hawkwind