• Por Antonio Méndez

idlewild-interview-music-albumCrítica

Los escoceses Idlewild, con Roddy Woomble al frente, surgieron a mediados de los años 90 en la ciudad de Edimburgo con un sonido que mezclaba influencias britpop, punk pop, power pop y grunge; músicas atemperadas con el paso del tiempo en un maduro ejercicio de melodía pop sofisticada, poética, más deudora de la new wave y el post-punk.

“Interview Music” es su octavo disco en estudio, un trabajo producido por Dave Eringa en el que Woomble da rienda suelta a su lírica críptica, de flujo de conciencia, parece que reflejando sueños, en temas de notable construcción melódica con equilibrados arreglos.

El LP se abre con “Dream Variations”… ¿por qué los sueños tienen que ser tan crueles? ¿son parte de la comunicación?… medio tiempo pop rock con armonías en coros, riff pegadizo, muro de sonido, teclados new wave, el bajo de Andrew Mitchell dominando el ritmo.
Una pieza escuchable, a lo Interpol o Arctic Monkeys.

… es cuestión de tiempo… “There’s a Place For Everything” es un corte pop funk bailable, ochentero, radiofónico.

La canción que titula el disco, “Interview Music”… intenté explicar al margen los valores de la estructura pero es complicado en los valores de lo convencional… Roddy se pone exquisito en un rítmico corte de pop sofisticado con progresión rock.
También muy ochentero, entre Deacon Blue y los Cock Robin.

idlewild-interview-music-disco-critica-review“All These Words” es uno de los mejores momentos del disco.
Excelente melodía, ritmo intenso.
Pop rock épico a lo U2 con buen trabajo en las guitarras por parte de Rod Jones.

Tampoco está nada mal “You Wear It Secondhand”… tomando el mismo camino, en la arena, rodeado por nada, recorro pasillos de hotel… Desesperación, confusión.
Melancolía elegante de fácil escucha, con excelentes arreglos y un fenomenal estribillo.

El ritmo se encrespa con “Same Things Twice”… ¿hidrógeno o helio? ¿qué tengo que respirar?… guitarras afiladas new wave, estilo Stiff Records.
A lo Elvis Costello.

Retrato urbano peculiar el de “I Almost Didn’t Notice”… miro como el suelo absorbe la nieve, quizá es la forma que tienen que ser las cosas,… nada es fijo ni estático…
No está mal la atmósfera, aunque el desarrollo se pierda en la monotonía.

Vuelve el guitarreo rítmico con “Miracles”, un rock de nueva ola con trazos power pop.
Entre REM y los 20/20.

“Mount Analogue” podrían cantarla los Prefab Sprout de finales de los años 80.
Pop sofisticado con pretensiones art (fuzz, tramo noise, trompeta, toques soul…).

Tempo tranquilo en la balada “Forever New”, otra canción de estribillo pegadizo en inofensivo modo pop rock FM.

“Bad Logic” es un medio tiempo melódico de artesanal estructurado… el pasado no está muerto, vive en nosotros…
Recuerdos, identidad. Pues muy bien.

En “Familiar To Ignore” comienzan con una balada con piano tipo Elton John de los 70 y elevan el ritmo a sus ascendencias pop rock de nueva ola con ínfulas poéticas.

El corte final es destacado.
“Lake Martinez”… la gente te rodea, estás en el lago, muchos, pero no sabes lo que piensan…
Hermosa pieza de piano clásico, sensible, melódica.
Como si Michael Brown (Left Banke) produjese a los Coldplay.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Idlewild

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar