• Por Antonio Méndez

iron and wine kiss each other clean review album disco portada criticaCrítica

Iron & Wine es el seudónimo artístico de Samuel Beam, cantautor estadounidense con influencias varias: folk, soft rock, pop, world music… Un tanto monótono en tempos y melodías, no carece sin embargo de talento para crear textos poéticos. Este disco, el cuarto en estudio de su carrera, está producido por Brian Deck para 4AD. Vamos a escucharlo…

“Walking Far From Home” es un corte lento de carretera, de tránsito. Puede tener carácter espiritual en una sucesión de imágenes desde una posible perspectiva mesiánica… Flores en la colina, niños en el río, amantes en ventanas… Bases folk rock con toques gospel, piano, slide, sintetizadores y armonías vocales cercanas a Crosby, Stills & Nash. Le faltan variantes melódicas y le sobran arreglos gratuitos disonantes.

Referencias bíblicas en la balada “Me And Lazarus”, canción con prominente bajo funk, solo de saxo que le aporta cierto sabor swing… Resurrección… Soy un perdedor liberado que puede vagar… Un tanto pesadita.

“Tree By The River” es un tema nostálgico… Mary Anne, ¿te acuerdas de aquél árbol por el río que vimos cuando teníamos diecisiete años?… Lúcida memoria adolescente en un cálido soft rock de contexto campestre… Recuerdo el sol golpeando en nuestras caras… Es muy valorable el tono dulce, delicado que aporta a las canciones la voz del barbado Beam. No está mal esta pieza.

“Monkeys Uptown” es un corte con marimba, trazos funk y solo de guitarra eléctrica. Mezcla escuchable del Peter Gabriel ochentero y el Paul Simon más étnico.

Guitarras folk-boogie en “Half Moon”, canción country con estampas románticas invernales y un coro en plan doo wop.

“Rabbit Will Run” es un tema denso con kalimba, zampoña, guitarra al revés, marimba, percusión tribal, órgano… Melodía folk, world music y lounge en una interesante mezcla instrumental con un texto críptico sobre aspectos de familia y religión.

“Godless Brother In Love” es una bonita balada acústica con piano al estilo del Brill Building. A destacar la sensibilidad vocal con unas armonías que evocan a James Taylor con Carole King.

En “Big Burned Hand” distorsiona Samuel la voz en un medio tiempo que mezcla el funk con el swing, el folk rock y coros a lo Manhattan Transfer. Soportable.

La balada “Glad Man Singing” podría incluirse en un disco de Harry Nilsson si tuviese mayor enfoque en los arreglos y en la melodía. Dejémoslo en uno menor de James Taylor.

El álbum termina con “Your Fake Name Is Good Enough For Me”, siete minutos en donde alcanza el clímax su ambición de ensalada sónica entre swing, folk rock, pop… La influencia básica es Crosby, Stills, Nash &Young, incluso hay punteos guitarreros a lo Stills y Young. La parte final con una estupenda combinación de voces es lo mejor de la pieza y de un disco muy deudor del soft rock 70s.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar