• Por Antonio Méndez

king-gizzard-lizard-wizard-kg-albumsCrítica

Con “K. G.”, los King Gizzard and The Lizard Wizard quisieron continuar el experimento de grabar con intervalos de microtonos de “Flying Microtonal Banana”, siempre con fondo de psicodelia.

El disco comienza con “KGLW”, un instrumental corto, acrónimo del grupo australiano en plan acid folk orientaloide.




Es el preludio de “Automaton”, más orientalismo en formato rock narcótico con mantra y tonos pesimistas y combativos. Entre Hawkwind y el krautrock.

king-gizzard-kg-album-reviewEnvolvente el riff de la lisergia “Minimum Brain Size”, con voces letárgicas, de susurro, en concepto dream pop acentuado por los dulces coros.
Imaginería extraña típica de la banda, con arañas, cuervos, moscas sobre mierda y vueltas al útero.

Stu Mackenzie, alma mater de los King Gizzard, cede la voz principal a Ambrose Kenny-Smith, también co-autor junto a Mackenzie de “Straws In The Wind”, folk psicodélico en medio tiempo con Cook Craig en el sitar, armónica, cántico étnico.
En plan Marc Bolan de su primera etapa ácida pre-glam.




“Some Of Us” es el típico corte Gizzard, con muerte, destrucción…
El autor es Crook Craig y tiene su intensidad, agitación, tono oscuro con fundamentos en la psicodelia garajera 60s.

king-gizzard-kg-critica-discos-fotosJarana existencial… ¿qué pensamos? ¿qué sentido tiene todo?… en “Ontology”.
El ser. El estar. Con agitado ritmo, voz distorsionada y ruidismo psicotrópico.

“Intrasport”, canción escrita por Joey Walker, es el corte más pegadizo del disco.
Bailoteo con sonido electrónico, dance psicofunk con pegadizo ritmo… creo que estoy sintiendo algo, ¿me evaporaré?… No falta el aroma oriental en los arreglos.

… la vida es estraña, el rock es malo para los oídos, bailar con la cabeza no tiene que ser bueno para el cerebro…




Art rock lisérgico en “Oddlife”, con percusión destacando en la instrumentación. Se hace largo y pesado.

En “Honey”, Stu toca la guitarra acústica en un blues-folk sin demasiadas florituras… eres dulce y cálida, sabes a miel…
Tempo lento con ritmo agitado por un bajo, uso de armónica, de clave… Buen corte.

Termina “KG”, un disco menor en la obra de sus autores, con “The Hungry Wolf Of Fate”, a lo Black Sabbath… Potente riff, tono oscuro.
Mirada al abismo desde el acantilado.

Ir a la biografía AlohaCriticón de King Gizzard and The Lizard Wizard

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:11    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar