• Por Antonio Méndez

king khan bad news bbq showKing Khan, canadiense de ascendencia hindú, y Mark Sultan (BBQ Show) llevan años grabando discos que reciclan, que fusionan sonidos de la parte final de los años 50 y comienzos de los 60… rockabilly, doo wop, rock garajero, beat, surf rock, R&B… colecciones de enérgicas, jubilosas canciones que se mueven entre el desenfado, el homenaje, la bobería o la catarsis con pegadizos estribillos y melodías. Escuchemos “Bad News Boys”.

“Alone Again”, or… no, no es una versión de Love… soledad, enamoramiento a ritmo cabalgante… Cruce entre el surf de los Ventures, el rockabilly y el pop vocal de los Four Seasons.

The light in the dark came from sparks deep within you… Ilumínate. Ilústrate. Que el pensamiento te guíe. “Illuminations” es uno de los mejores cortes del álbum y uno de los que mejor refleja su ascendencia del garage rock 60’s estilo Standells, Seeds, Chocolate Watchband… y también del primer revival garajero de los 80 como los Chesterfield Kings.

Femme fatale poniendo cebos. Esperemos que no esté hambrienta, ten cuidado. “Kiss My Sister’s Fist”, con ritmo lacerante de marcha, es una canción surf garajera que podría ser grabada en el año 1966 por uno de los incontables grupos garajeros del momento que grabaron sólo singles y de ellos nunca más se supo.

Es “Buy Bye Bhai” una balada desgarrada, de ruptura, que evoca el R&B de los primeros Moody Blues (los del “Magnificent Moodies”) antes de enfocarse en sonidos progresivos.

El minuto horrendo de “DFO” es un hardcore flamenquito que sobra. Trata sobre diarrea. Una cagada de tema.

Los Kinks de 1964 parecen inspirar “We Are The Champion”, loa a un perdedor con ansias de calentarse el culo y aclarar su mente. Un filósofo de la calle, una piedra rebotando en el agua. Prrrffff.

¿Cuándo me domesticarás? ¿Me domarás? Bullanguero ritmo para este rock garajero que liga a los Troggs británicos con los Sonics estadounidenses. No es mal vínculo.

Uno de los cortes más 50’s es “Ocean Of Love”, con huellas tanto del rockabilly como del doo wop.

Intentan ponerse humorísticos en “Snackin’ After Midnight”, una pieza que se les queda larga (por lo general sus canciones duran poco más de dos minutos).

La tralla rítmica de sus temas y su resuelta conjunción de estilos se reiteran en “Killing The Wolfman”, escuchable fórmula King Khan.

“Never Felt Like This” es un pop punk garajero cercano a los Ramones y “Zen Machines” muestra su lado más enajenado, ansioso, concluyendo el álbum con un garage punk que no desagradaría a los Sonics.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar