• Por Antonio Méndez

los-walkers-album-criticaCrítica

En la ciudad argentina de Buenos Aires surgieron a mediados de los años 60 Los Walkers, un cuarteto con influencias beat y garajeras que estaba compuesto por el cantante, teclista y guitarrista Carlos Alberto Altamirano, el guitarrista Roberto Jorge “Rover”, el bajista Ignacio “Tata” y el batería Roberto Antonio “Corre” López.

Como asesor musical tenían a Héctor Migliano, con quien grabaron en el sello Music Hall este LP debut, un trabajo menor con muchas versiones y escasos temas propios.

Entre las primeras adaptan en dos ocasiones a Dave Dee, Dozy, Beaky, Mick & Tich en blandas copias de “Hold Tight”, donde lo más llamativo es su percusión latina, y de “Hard To Love You”.

los-walkers-review-albumTambién se acuerdan de los Them de Van Morrison en “I Can Only Give You Everything” (tema también cantado por los Troggs) y una correcta versión garajera del megaclásico “Gloria”.

“Out Of Time” de los Rolling Stones sobresale por la presencia del órgano, y “Happy Times” adapta un corte de los Box Tops, a quienes vuelven a versionar en “The Letter” en una canción que carece del nervio encontrado en la original del grupo de Alex Chilton.

Otras piezas ajenas son “Tobacco Road”, versión intrascendente de los Nashville Teens, y “Lost Women”, una meritoria adaptación de los Yardbirds.

Las tres únicas piezas compuestas por los miembros de los Walkers son “Silencio”, el mejor corte del LP con un elegante ejecución psicodélica garajera con órgano a lo Rod Argent (Zombies); “El Príncipe Gaetano Del Monte”, rock garajero con voces lisérgicas en armonías; y “No Puedo Decirlo”, tema que mezcla el funk con el garaje y que posee ecos del “Out Of Sight” de James Brown.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar