• Por AlohaCriticón

Con un falsete similar al de Frankie Vallie, combinado con su natural gradación barítona y un soporte vocal de un terceto de chicas llamadas The Tammys (Gretchen, Linda y Cathy), la primera etapa de Lou Christie cosechó momentos triunfales, exprimiendo sus conjeturas sonoras, apuntaladas en el apasionamiento emocional de sus narraciones melodramáticas, que no descuidan algún tratamiento irónico y cínico, el enlace sónico entre grafías 50’s y 60’s y la usual efervescencia rítmica, plasmadas en un pop deudor de las texturas sonoras de Phil Spector, el doo wop, los Four Seasons, girl groups como las neoyorquinas The Chiffons y el pop-soul procedente de la Motown, con conjuntos como The Marvelettes.

Christie escribió la mayoría de sus temas junto a Twyla Herbert, una pianista clásica reconvertida en compositora pop, de talente bohemio y ascendencia gitana, que consiguió publicar una retahíla de importantes hits a lo largo de los primeros años de los 60, como “The Gypsy Cried” o “Two faces have I”, curiosa pieza, ya que es de las primeras utilizaciones de ritmos ska en el panorama pop.

La canción describe el pesar de un muchacho tras la ruptura con su novia. A pesar de su gran tristeza, ella nunca lo sabrá, fingiendo una falsa felicidad.

La capacidad expresiva de las distintas emociones que depara la escucha de las historias ideadas por Lou y Twyla, enfatizadas por la afectación en el empleo del falsete, no servirían para nada si las mismas no se sustenteran en una sabia construcción melódica, destreza en el uso de los tempos y empleo de precisos arreglos, muchos de ellos realizados por Charles Calello, colaborador asímismo de Frankie Valli.

Su gran clásico, “Lightnin’ Strikes” y otras maravillas, como la simpática “Mr. Tenor Man”, la spectoriana y ridícula (los amantes quieren retornar a los procederes románticos de los ¿¿romanos??), pero totalmente deliciosa “Back to the days of the Romans”, “Rhapsody in the rain”, fantástica melodía en la que se narra un encuentro sexual en el coche con el insistente “together together together” de las Tammys y el relámpago orgásmico (naturalmente el tema fue censurado), “Du Ronda”, con sensacionales aportaciones de metal , su single del 69 “I’m gonna make you mine”, gozosa pieza pop de esencia bubblegum con un preponderante clavicordio, escrita por el compositor y productor Tony Romeo o “Trapeze”, con un estribillo contagioso y un sugerente aporte vocal (junto a las Tammys) de su hermana Amy Sacco (el nombre real de Lou era Lugee Alfredo Giovanni Sacco), forman parte del legado básico de este notorio cantante del naciente pop 60’s, significado por su extremo falsete y una notoria habilidad como compositor.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar