• Por AlohaCriticón

Parece que el sonido de Tony Visconti con T. Rex o David Bowie ha conquistado a esta banda estadounidense con nombre de Rey Sol. Es, si se puede llamar así, glam-garage-rock sexual, visceral y enérgico pero con sonidos nada singulares y repetitivos, que tanto cogen del gran Marc Bolan, la máxima referencia del disco, como de, en algunas ocasiones, de los Rolling Stones, los Stooges, David Bowie, Beatles e incluso la música de “The Rocky Horror Picture Show”.

Lo que invita este álbum derivativo es a refrescar los vinilos de Bolan y sus T. Rex “The Slider” o “Electric Warrior” y volver a disfrutar con esas obras maestras imperecederas. “¡¡¡¡¡Metal Guru is it you!!!!…”

“The best little secrets are kept”, con moza desnuda bien torneada en la portada a la que le han pintado los títulos de las canciones en la espalda, comienza con “Louis XIV”, tema con arreglos de cuerda en la intro, guitarras abrasivas y palmaditas animando. Tanto suena al proto-punk stoogiano, como a la Velvet Underground o cualquier banda vitaminada de psycho-garage 60’s. Nada fuera de lo normal.

“Findind out true love is blind” es un corte garage-punk bastante interesante, siempre con un aura sexual o sensual a nivel vocal. Intro de batería, jadeos, sonidos desaliñados, fibroso ritmo, voz chulesca y arrogante, falsete y notas de piano puntuales.

“Paper doll” presenta un tempo parecido al anterior tema. Otro corte garage-punk con las cuerdas afiladas, resonancias velvetianas y ritmo machacante e iterativo que termina aburriendo ya que no depara nada nuevo a nivel sónico ni melódico.

El garage-punk con ecos de los Stones prosigue con “God killed the queen”, tema funcional con una coda gratuita.

En “A letter to Dominique” establecen un tributo-plagio a T. Rex (¡¡es que es idéntico!!), pareciendo un tema de Bolan con Flo y Eddie (los de los estupendos Turtles) metiendo coros y Visconti produciendo y arreglando. Para eso mejor escuchar el “Electric Warrior”.

Le cogieron el gustillo al glam-rock y con “Illegal Tender”, que presenta una intro de palmeros, vuelven a remedar, con un ritmo similar, de nuevo a T. Rex, ahora también con retazos de Bowie y los Sweet.

Los ritmos parecen siempre los mismos. Ahora, en “Pledge of alliance” parecen acordarse de la Velvet o de, si los conocen, de los Seeds de Sky Saxon. Tempo alborotado con un buen trabajo de la sección rítmica, distorsión guitarrera, grititos orgásmicos y un buen apoyo en las cuerdas.

En “Hey Teacher”, canción garage-rock de óptimo ritmo y falsete en armonías que mezcla a los Rolling Stones con T. Rex. El fantasma de Tony Visconti de nuevo pulula en el apartado técnico.

Ahora le toca el turno a los Beatles, sin perder de vista a Bolan, claro. “All the little peaces” es una bonita balada lennoniana con una aceptable melodía y un cautivador estribillo. Está ornamentada con violines y el crescendo emocional es considerable. Presenta una coda con guitarra acústica.

El disco se cierra con “Ball of twine”, en donde tributan en su letra a los Kinks y se acuerdan de The Band y maldicen la música que suena en las radios actuales. Está muy bien homenajear a los grandes en esta pieza con pretensiones de art-rock, guitarra acústica, tono amenazador, arreglos de cuerda con nervudos violines, solo de batería y ejecución hablada. La melodía en los coros tras un silencio de varios segundos es idéntica a los violines del primer tema.

Ir a la biografía de Louis XIV

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar