• Por Antonio Méndez

mark-lanegan-gargoyle-discosCrítica

Mark Lanegan hizo equipo con Alain Johannes y Rob Marshll para crear “Gargoyle”, un disco de poética oscura y rica imaginería, que parece inspirarse en el post-punk y el rock gótico de finales de los años 70.

En “Death’s Head Tatoo”, con coros de Greg Dulli de los Afghan Whigs en un escenario de pesimismo, de apocalipsis… canarios en cavernas, el diablo en todo, jardín cultivados con malas semillas… La voz grave de Lanegan, cruce entre Leonard Cohen y Tom Waits, el intenso ritmo, entre el rock industrial, el funk y post-punk… crea una atmósfera sombría sugerente.

La percusión de Jack Irons destaca en “Nocturne”, rítmica envolvente electrónica gótica con pegadizo riff, reverb, tono ominoso… ¿no puedes ver que el mundo se acaba? droga en mis venas, manchas de sangre… ¿me echas de menos?… barítono enfermizo queriendo colorear sueños, sentir la picazón de la serpiente.

La balada “Blue, Blue Sea”, con coros de Shelley Brien, destaca por el uso atmosférico, burbujeante, de sintetizadores remedando un mellotron sobre una especie de cántico espiritual.

mark-lanegan-foto-critica-discoBuen corte “Beehive”… escenas de luz muerta, ,me encuentro solo en una colmena, una araña gatea por mi espina dorsal… Rítmica, melódica tonada de influencia post-punk (The Cure, Joy Division, Nick Cave…) con muro guitarrero y lírica estilo PoeLovecraft.

Se atempera el tempo en la notable “Sister”, balada blues gótica con atmósferas tan turbadoras como funestas… espíritus en el bosque, la morfina drogó al hombre abandonado…

Vuelve el ritmo moderado con “Emperor”… desperté con miedo, nadie al lado para salvarme, todos los demonios que me esclavizan… Mark trata la soledad, la angustia, con ritmo de marcha militar que recuerda mucho al clásico “The Passenger” de Iggy Pop.

Otra balada. “Goodbye To Beauty”, mezcla acústica y eléctrica con piano y una guitarra a lo The Edge. Pasable.

Drum’n’bass con “Drunk On Destruction”… la muerte es mi deuda… trallazos guitarreros, rasgueos jangle, distorsión noise como muro rítmico que apremia una expresión vocal tranquila.

“First Day Of Winter” es una balada de fin de época con un logrado tono de melancolía urbana.

“Old Swan”, corte de 6 minutos de machacona percusión, mezcla con intensidad el post-punk y el krautrock en una épica mística de liberación… déjame vivir limpio otra vez, Dios en todo, Dios en todos, en esta fe me entrego a ti… No es un mal disco.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Mark Lanegan

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar