• Por Antonio Méndez

mgmt-little-dark-age-albumCrítica

Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser fascinados por el pop de sintetizadores de los años 80.

En “Little Dark Age”, cuarto disco grande de los MGMT, casi todo el sonido se vuelca en remedar la música pop ochentera de nueva ola, solo hace falta escuchar la apertura, “She Works Out Too Much”, easy listening de aerobic con “calentadores” centrada en una batalla de pareja con enfoque irónico y arreglos vivaces de baile. Saben crear melodías y ritmos pegadizos. No cabe duda.

La canción homónima del álbum, “Little Dark Age”, es un corte oscuro y lento, atmosférico, robótico, con reverb… respirando en la oscuridad, acostado de lado, tengo secretos, me encuentras solo… Estupendo, con una expresión de cántico gótico-tecno con influencias de Gary Numan.

También es agradable la escucha de “When You Die”… no soy bueno, soy malo, malísimo, no digas que soy amable… Pieza luminosa de tono agridulce con pegadizo ritmo en medio tiempo. Excelentes arreglos con una apreciable articulación melódica y rítmica.

Si hay alguna pieza de “Little Dark Age” que muestra la influencia del pop 80s es la canción “Me And Michael”, pura nostalgia del período en un corte sobre amistad (¿o homosexualidad?)… nadie puede ser como Michael y yo… nunca dejaremos morir los sentimientos. Himno estribillo que podría cantar en la primera mitad de los años 80 los Wham, Nik Kershaw o Howard Jones.

critica-mgmt-little-dark-age-albumMenos satisfactoria es la canción “TSLAMP”. Está muy bien la sátira a la alienación ante el exceso tecnológico, ante la adicción al móvil… todo el mundo mirando el teléfono… pero su mezcla de Pet Shop Boys en plan hip hop, guitarras españolas, art pop robótico… termina siendo pesada.

También es olvidable el remedo new wave de cargante melodía “James”, con risita en la intro y una expresión barítona y tópicos de altruismo amistoso…. si necesitas un amigo no necesitas llamar, la puerta está siempre abierta.

Otro corte sin gracia es “Days That Got Away”, instrumental robótico, onanismo psicoelectrónico.

Los MGMT retoman la inspiración con “One Thing Left To Try”, intenso tecno pop, melódico, con ritmo dance, bien estructurado, recuerda en parte a los Human League o a unos OMD andróginos.

Lucha contra las circunstancias… cuando eres grande y no tienes problemas… cuando eres pequeño no puedes caminar por la sala… “When You’re Small” es un notable tema con piano, atmosférico, una épica en crescendo psico-orquestal a lo Pink Floyd. Gran balada.

Termina “Little Dark Age” con “Hand It Over”, soft pop en tempo lento con dejes soul y voz melosa. Para cantar a coro con Tame Impala.