• Por Antonio Méndez

muse-simulation-theory-discosCrítica

Después de “Drones” (2015), los británicos Muse continuaron con el carácter conceptual en discos de fondo distópico, en este caso una presunta “realidad simulada” exhibida con un sonido más experimental fundamentado en la electrónica.

“Algorithm” abre el álbum con un tecno a lo Kraftwerk con toques orquestales y una larga intro instrumental. Un esclavo se muestra en guerra contra su creador. No es lo peor del disco.

Ritmo dance en “The Dark Side”… he vivido siempre en la oscuridad, libérame… sintetizadores pegadizos, uso de falsete… déjame huir, déjame. Intensidad pop con ecos de nueva ola 80s.

… te necesito fuera de mi mente, siento la presión, no me empujes… El estribillo de “Pressure” es contagioso y el ritmo vuelve a ser de baile en un disco-funk con efectos espaciales y guitarras rock. No está mal.

Dos cortes insufribles consecutivos: “Propaganda” y “Break It To Me”, remedos mal enfocados de Prince en un funk con trazos hip hop, industriales, algún despiste de slide blues, theremin, monstruo robótico… me reinventaré, renaceré… ¿pero con qué objetivo?

Sonidos folk pop en “Something Human”, soportable tema acústico… algo ha cambiado, me siento vivo, relajado.

La épica arena rock tipo U2 de Muse aparece en “Thought Companion”. Gustará a sus seguidores, al igual que “Get Up And Fight” pegadizo pop new wave con estallido arena rock en el estribillo.

Arpegios de sintetizadores y guitarras metaleras en la pasable “Blockades”, entre el nu metal y el tecno pop.

Le pegan al electro-góspel en “Dig Down”, pieza lenta bastante pesada.

Fin con “The Void”, balada tecno que no levanta la mediocridad del álbum… no nos pueden encontrar, el sol se muere, podemos cambiar. A ver si es verdad.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Muse

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar