• Por Javier Platas

of-montreal-innocence-reaches-discosCrítica

El prolífico Kevin Barnes vuelve a la carga al frente de Of Montreal con “Innocence Reaches”, decimocuarto álbum de estudio de la banda de Athens en el que Barnes de nuevo nos sorprende con su bizarra conjunción de estilos e influencias que tanto se mueven por la psicodelia, el glam-rock, el post-punk o la música electrónica.

Es un disco desigual, en el sentido de que en él se dan cita lúcidos momentos de inspiración como “Let’s Relate”, “It’s Different For Girls”, “Gratuitous Abysses”, “Le Chants De Maldoror” o “Chaos Arpeggiating”, pero también temas insoportables como “A Sport And a Pastime”, “Trashed Exes” o “Chap Pilot”.

Es incuestionable el buen gusto y el espíritu ecléctico que desprende este “Innocence Reaches”, pero le falta una mayor cohesión y unidad y le sobra ambición y cierta desconexión entre los diferentes palos que toca.

De todas formas, no es un trabajo para nada desdeñable del talentoso Kevin Barnes y compañía.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Of Montreal