• Por Antonio Méndez

oh-sees-orc-discosCrítica

Ahora Oh Sees. John Dwyer sin la The pero con el mismo sonido de siempre: ácido, catártico, atolondrado… que toma de la psicodelia, el krautrock, el prog rock, el rock garajero, el punk, el surf…

Ty Segall, músico de similares intereses y maneras en composición y arreglos, colabora en la producción de este “Orc”, un trabajo comenzado con “The Static God”… perdóname, ¿tienes un cigarro?.. Ritmo agitado, guitarras que simulan un ataque de gaviotas enloquecidas, coros “uuuu”, ruidismo lisérgico, percusión intensa, fuzz, influencias surf… Típica composición de Dwyer, aquí cercano al psychobilly.

“Nite Expo”…. haz tu hogar de la basura… Exposición nocturna en la inmundicia, atrapados en un espacio muy pequeño… Este es un gran tema, uno de los mejores del álbum. Pegadiza línea de bajo, pegadizo ritmo con sintetizador, voz ominosa, teatral. Tres minutos brillantes que conjugan con talento el space rock, el funk, el krautrock, el garaje… No quedaría mal en un disco de Hawkwind de comienzos de los años 70, tampoco en un LP de los Amboy Dukes de finales de los 60.

Bebe el veneno, soy un guerrero con la armadura agrietada y el vientre hinchado… Potente riff hard-heavy rock psicodélico, estilo Black Sabbath en sus inicios, con alguna guitarra gemela a lo Thin Lizzy. “Animated Violence” es otro buen tema, intenso, vibrante, agresivo, con efectos ácidos y un órgano que dota a la pieza de una progresión, valga la redundancia, prog rock.

thee-oh-sees-orc-criticaEl corte más largo de “Orc” es “Keys To The Castle”… Un castillo, una procesión, una iglesia con un campanario, hombres lanzándose de ese campanario… Ocho minutos de melódico garaje psicodélico con estallidos guitarreros en ambiente medieval-surreal. Seis minutos finales de tempo lento con piano, cuerdas… Buena atmósfera mezclando la psicodelia, el ambient, el jazz.

Voy a echar un poco de azúcar en el ataúd… tu nariz está enterrada… “Jettisoned” es un corte que muestra la creatividad de John Dwyer en los arreglos sobre su mundo frikisurreal. Aquí con trazos funk, garajeros, jazz… incluso ritmo puntual de marcha militar.

“Cadaver Dog”… oí un silbido, venía del cielo… Suena aquí un órgano Hammond, un excelente bajo… Atmosférica pieza que recuerda a sonidos grabados 40 años antes por Vanilla Fudge.

Dos instrumentales. El primero: “Paranoise” es una jam acid funk con líneas guitarreras angulares, nerviosas. Bases krautrock, también post-punk. Estalla algo y llueve. Fin… El segundo: “Cooling Tower”… coros chuscos, ritmo contagioso, aaaa… otra jam para rellenar grabada por gente con suficiente imaginación.

Imágenes mitológicas y de ‘monster movie’… en la canción lenta “Drowned Beast”… bestia oceánica sobre la espuma, lucha… abre la bóveda, déjanos respirar… solo necesito aire… Heavypsico de guitarras pesadas, tono épico, voz procesada. No está mal.

Termina “Orc” con “Raw Optics”, jam instrumental acid rock con lucimiento de la batería doble de Paul Quattrone y Dan Rincon. A lo “Moby Dick” de Led Zeppelin. Válido.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar