• Por Antonio Méndez

peter doherty grace album review critica portada wastelandsCrítica

Después de grabar con los Libertines y los Babyshambles, además de protagonizar algunas escenas con Kate Moss propicias a su expansión sensacionalista en los mass media más preocupados en las vidas ajenas que en las propias (y encima con ánimo de lucro), Pete Doherty se añade la “R” a su nombre, se pone tranquilito, y graba este disco acústico y calmado al que titula “Grace/Wastelands”.

Es un álbum repleto de tonadas lentas, gran parte de ellas románticas. Sus melodías son gratas pero tampoco es que exciten el ánimo. Los textos son notables, el léxico es variado y enfocado, e incluye referencias que denotan que Doherty lee algo más allá de los titulares de algún periódico gratuito. El principal problema de este disco es que si no se entienden las letras resulta un tanto cansino con tanta balada y melodías formulistas.

Una de las piezas más animadas es “Arcady”, canción country-folk con evocaciones griegas que posee ecos del Ray Davies más campestre.

El single “Last Of The English Roses” es un medio tiempo intrascendente con caja de ritmos con ritmo reggae-dance-pop que podrá incitar a mover la pelvis al más bailongo.

“1939 Returnin” cruza las cuerdas con la guitarra acústica mientras encadena una imaginería en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Las cuerdas vuelven con “A Little Death Around The Eyes”, balada sobre relación de pareja que posee arreglos la mar de sofisticados.

En “Salomé”, otro corte lento con empleo de cuerdas que contiene uno de los desarrollos melódicos más hermosos, Peter se encuentra en una fría noche. Se calienta a la lumbre y de la nada aparece la seductora bailarina Salomé con la cabeza de San Juan Bautista que termina de calentarle más todavía.

En “I Am The Rain” adopta la perspectiva de la lluvia (según él la nieve es su primo y el sol su rival…). Está co-escrita por John Robinson (de los Bandits) y hay referencias (para quien haya visto la versión original) a textos de “My Fair Lady”. Algo es algo.

“Sweet By And By” es un corte con piano y estilo music hall (como un cruce entre el pop cabaretero de Paul McCartney con Ray Davies) que parece contar la historia de romance roto entre dos artistas vodevilescos. No tiene singularidad pero por lo menos intenta aportar cierta variación de estilo.

“Palace Of Bone” es un medio tiempo de carretera que tiene posos folk-rock y blues-rock pantanoso, mientras que “Sheepskin Teraway” es una de las baladas más logradas del disco co-escrita y co-cantada por la escocesa Dot Allison.

El final es un empacho de baladas acústicas correctamente construidas, entre ellas el lamento solitario de “Broken Love Song”, en donde toma textos de la “Balada De La Cárcel De Reading” de Oscar Wilde y cita a los Beatles, “New Love Grows On Trees”, sobre mitomanías y deseos de morir joven, o “Lady, Don’t Fall Backwards”, canción elegante con uso del órgano.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Libertines

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:11    Promedio:3.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar