• Por Antonio Méndez

pixies-doolittle-albumCrítica

Después de trabajar junto a Gary Smith en el EP “Come On Pilgrim” (1987) y al lado de Steve Albini en su debut en formato LP “Surfer Rosa” (1988), los Pixies colaboraron con el productor Gil Norton para grabar uno de los grandes discos de la historia: “Doolittle” (1989), trabajo clave de Frank Black con explosión jubilosa de rock surrealista, psicótico, bravío, catártico, ruidista, nonsense… que tanto debe a los sonidos garajeros o al surf como al punk, al post-punk o al power pop.

Soy un perro andaluz, “chien andalusian”… degradado… hazme una película… Black inspirado en un famoso corto de Luis Buñuel y Salvador Dalí para crear “Debaser”… neurosis intensa, urgencia perturbada de un maníaco de estímulos depravados en ritmos danzables surf-garajeros-new wave con el habitual contraste vocal de Frank con Kim Deal. ¡Cuánto escuchó Kurt Cobain a los Pixies!

“Tame”. 1:55 min. Pegadizo riff de Kim con serpenteante bajo, batería minimalista lacerante, estructura de tranquilidad en las estrofas, abrasión en el chillón estribillo…. estáis amansados, sois monótonos, aburridos…. retorcerse en la acera, persiguiendo esquinas, contando páginas… Huellas garajeras punk y shock rock para este memorable corte de misantropía, ansiedad y enajenación progresiva.

Conduzco mi coche hacia el océano. Ya no quiero resistir. Adiós. Piensas que estoy muerto, pero no, no lo estoy, paseo por la arena con los crustáceos. En “Wave Of Mutilation” Frank Black crea imágenes surreales, fantásticas, sobre un suicidio en modo melódico noise pop de base surf.

pixies-doolittle-fotosTodo el álbum está magníficamente arreglado y producido, siendo uno de los mejores ejemplos “I Bleed”, corte con texturas blues, jazz, psicodélicas, garajeras, post-punk… buen apareamiento vocal entre Kim y Frank, textos absurdos… mi mente se separa, tengo agujeros en las manos… El trabajo de guitarra de Joey Santiago es, como siempre, excelente.

“Here Comes Your Man” es el tema más pop del LP y un corte de espera en apariencia romántica pero que parece que Black la escribió pensando en un terremoto. Luminoso sonido con influencias power pop y jangle pop. En algún tramo de este corte los Pixies parecen los REM en colaboración con The B-52’s.

La historia bíblica de David y Betsabé es uno de los fundamentos líricos de “Dead”, otro gran corte de “Doolittle”. Tono oscuro, ominoso, gótico post-punk, percusión tribal, variantes imaginativas, complejas texturas… Estoy cansado de vivir. Uriah golpeó el retrete, lo destrozó. Joey genial, fantástico en la guitarra.

“Monkey Gone To Heaven” termina la cara A en su formato vinilo de forma magistral… Si el hombre es 5, y el diablo es 6, entonces Dios es 7… Atmosférico tempo lento que conjuga el post-punk con el pop orquestal, dejes vocales a lo Lou Reed, arreglos de cuerda, evocaciones mitológicas con posible fabulación medioambiental.

Los Pixies a ritmo templado de reggae. “Mr Grieves”. Esta canción comienza como balada pero en breve… ¿qué está flotando en el agua? espero que todo vaya bien, ¿tú tienes otra opinión?… incrementa su ritmo convirtiéndose en un híbrido entre el rockabilly y la canción de Batman para terminar como una especie de swing con trazos blues. Y eso en escasos dos minutos. Estupenda.

Pixies – Cactus – David Bowie: VersiónFrank Black más absurdo que nunca en “Crackity Jones”… Paco Picopiedra, la muñeca… 1:23 min. Recuerdos de Puerto Rico con centro en José Jones, un fenomenal David Lovering en la batería, Joey Santiago espectacular en la guitarra. Frenético punk-surf-rockabilly. Magnífico. Se hace corta esta canción para tanta excitación, tanto sudor.

Vamos a relajarnos con “La La Love You”, simpático interludio con silbido y Frank Black cediendo la voz a Lovering, quien canta en plan crooner. Es una parodia romántica con el gran Joey Santiago disfrutando (y haciéndonos disfrutar) con su guitarra en claves blues y surf sobre ritmos funk.

“Nº 13 Baby” es una de las cimas de “Doolittle”. Los arreglos no pueden ser más imaginativos, el texto dominado por el surrealismo característico de Frank Black a lo David Lynch… reina perezosa con lágrimas negras, teta tatuada con el número 13, no quiero ojos azules, los quiero castaños, en la casa de al lado suena un coro… Aquí hay influencias del rock garajero, del post-punk… El outro es hipnótico con una conjunción instrumental memorable. Vaya temazo.

“There Goes My Gun”. 1:49 min. Este corte es quizá el momento más flojo del LP. Casi un relleno. Bueno, bueno, el estribillo no está mal, y tiene su interés esa mezcla entre ritmo vals y sonidos de spaghetti western a lo Ennio Morricone. No, no, redundante. Yoo hoo… Mírame.

Lamento, queja romántica. “Hey”. Si te vas me muero. Estamos encadenados. Al lado las putas. Putas en mi puerta, putas en mi cama. Frank Black en un soul blues elegante, con rasgos jazz y con Joey Santiago volviendo a demostrar su valía en la guitarra.

La única canción de “Doolittle” que no está escrita en solitario por Black es “Silver”, tema compuesto entre Frank y Kim Deal que suena muy diferente al resto del LP. Es una plausible balada country & folk que evoca con sugerente atmósfera un film del Oeste… en este mundo de extraños, hay peligros, hay penas, no puedo ver a esa dama… El bajo está tocado en esta pieza por David Lovering, mientras que Kim se ocupa de la slide guitar.

El disco termina con elevado ritmo con la fenomenal “Gouge Away”, singular traslación al sonido Pixies de otra historia bíblica, en este caso la de Sansón y Dalila con digresiones de marihuana y cucharas en ojos… encadenado a las columnas, rompí los muros y los maté a todos… Obra maestra.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de los Pixies