• Por Antonio Méndez

pixies-surferrosa-criticaCrítica

Después del EP “Come On Pilgrim”, los Pixies debutaron en formato LP con “Surfer Rosa”, un álbum editado en el sello 4AD con producción de Steve Albini que auna el surf, el garage rock y el punk en canciones cortas de expresión catártica, amateur, minimalista, surreal… Es un trabajo clave proto-grunge que anticipó los sonidos de Nirvana y similares.

Se abre con “Bone Machine”… esta es una canción para Carol… historia de venganza con guitarras punzantes, machacona batería y un ambiente perverso, maníaco… eres tan hermosa cuando eres infiel.

Uno de los mejores cortes del disco es “Break My Body”… soy un perdedor… Imaginería surrealista-macabra, incesto, mutilación, voyeurismo. Intenso, melódico cruce entre el garage rock tipo Sonics, la new wave de los B-52 y el post-punk de Television con estribillo himno y un gran Joey Santiago en la inquieta guitarra. Mi favorita de este álbum.

Abrasión minimalista la de “Something Against You”, centro en un idiota feliz. Potente sonido punk surf noise con Frank Black en su habitual modo psicótico.

pixies-anos80-fotosSin labios, sin lengua, la cara rota… tuvo dos niños con sus hermanas… De nuevo se congrega lo lúgubre con el incesto y la neurosis en “Broken Face”, un minuto y medio de bullanguero hardcore con influencias surf, punk, rockabilly.

La única pieza no compuesta por Frank Black (Black Francis) es “Gigantic”, tema lento escrito y cantado por Kim Deal, quien domina también instrumentalmente la canción con su sinuoso bajo. Puede ser una metáfora de pene gigante en una relación amorosa interracial. La estructura es típica del grupo de Boston, con estrofas tranquilas y estribillo abrasivo.

Black nos lleva a espacios orientales y desérticos para flotar en el Mar Rojo y conducir por Gaza en la pegadiza “River Euphrates”, sobresaliente ejemplo de su intensa combinación entre melodía pop y caos sónico sobre bases garajeras, post-punk y surf rock.

Junto a “Break My Body”, la canción más conocida de “Surfer Rosa” es “Where Is My Mind?”, mezcla acústica y eléctrica en un atmosférico psicogaraje de primer nivel, con un riff guitarrero pegadizo y Frank evocando sus andanzas por el Caribe en un encuentro friki-surreal con un pececillo.

“Cactus” es otro gran tema desde la perspectiva de un preso que echa de menos a su pareja. El sonido parece mezclar a T. Rex con Black Sabbath.

A partir de “Cactus” el disco se hace menos interesante y Francis muestra algunos parloteos en español. “Tony’s Theme” es un rápido surf punk sobre un superhéroe. No tiene mucha gracia. “Oh My Golly” referencia a la surfera Rosa que titula el disco con un punk follonero pasable. “Vamos”, vibrante noise rockabilly, es destacable por el fenomenal trabajo en la guitarra de Santiago, al igual que “I’m Amazed”, con reiteración en su sonido caótico-melódico, y cierre con “Brick Is Red”, un buen rock surf noise de nuevo con un pez como protagonista. Puerto Rico dio para mucho.

Ir a la biografía AlohaCriticón de los Pixies

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:3.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar