• Por Antonio Méndez

radiohead the king of limbsNacidos en la época del britpop en los comienzos de los años 90, el grupo Radiohead inició su carrera como una banda rock con nombre tomado de un tema de Talking Heads e influencias post-punk, grunge o art rock. Terminó encontrando su senda comercial y crítica con el añadido de texturas electrónicas sobre melodías pop y una afectación emocional-plañidera expuesta con fragilidad vocal por parte de su líder Thom Yorke.

La psicodelia, el prog-rock en sus diversas vertientes, el acid jazz y el ambient son bases de sus discos más importantes.

A raíz de su éxito, y con orientaciones más o menos experimentales supervisados en producción por Nigel Godrich, la banda de Oxford prorrogó su exitoso sonido que en este corto disco se redunda sin demasiadas sorpresas.

El álbum se compone en su texto de imaginerías fragmentadas sobre escenas románticas o situaciones/reflexiones de victimismo llorón. Ritmos laxos. Loops. Énfasis en atmósferas… Es un grupo compacto en su sonido que manifiesta ya pocas variantes en una carrera acomodada.

“Bloom” posee contextos oceánicos con medusas… Abre tu boca, un universo en tu interior… Ascendencias psicodélicas, ambient, krautrock. Loop en la percusión de marcha militar, piano obsesivo, arreglos de cuerda. Trompetas. Un comistrajo cansino a más no poder.

Campanas, velas y asesinatos de niños en “Morning Mr. Magpie”, canción de paranoia pop-funk con ágiles punteos guitarreros, voces ansiosas y una melodía repetitiva de fácil fijación.

En “Little By Little” se crea una historia dramático-psicopática… Celdas oscuras, angustias en el alma, drogas, buscarte, matarte, por las buenas o por las malas… psicodelia con aires latinos (incluso con sonidos electrónicos que parecen simular palmeos) y grabaciones al revés estilo “Revolver” de los Beatles. Aprovechable canción de tono intrigante.

“Feral” es un corte casi instrumental con un mínimo texto que parece hacer referencias a judíos y el muro de Jerusalén. Atmósfera experimental ambient que aunque de relleno sabe configurar con enfoque un escenario de urgencia e intensidad.

“Lotus Flower” fue la canción elegida como primer single del disco…. Me meto en el bolsillo, soy invisible, haz lo que quieras, maleza en su corazón… Desorientado y descorazonado se siente Yorke en lo que parece ser una ruptura romántica. Melodramática pieza con voz en falsete, notable sentido rítmico y melódico e influencias psicoprogresivas, ambient y funk.

Imágenes de libélulas en lagos de aguas claras es lo que ofrece “Codex”, balada con efectos espaciales y sencillo riff de piano que no pierde la ambición melancólica y épica de la banda.

“Give Up The Ghost” es otra balada con Thom York, ahora con un estilo Neil Young… Suspiros en brazos de la amada y peticiones de piedad ante una situación de daño psicológico. Notas de guitarra acústica con burbujeante línea de bajo y perspectiva de lamento. Atractiva combinación vocal. Demasiado lineal pero eficiente en su traslación emocional.

Después de dos cortes lentos, el disco termina con una pieza de mayor ritmo, “Separator”, corte con onirismos que crean elementos fantásticos. Equilibrada en los arreglos y de acertada melodía, no es de lo peor del álbum.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Radiohead

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:21    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar