• Por Javier Platas

scorpions-blackout-album-portadaCrítica

Los alemanes Scorpions ya tenían una considerable trayectoria en esto de la música cuando sacaron a la luz “Blackout” en 1982. De hecho este álbum hacía ya el número ocho de su discografía y se acabaría convirtiendo en uno de los mejores y más exitosos de su carrera.

El disco arranca con el tema que lo titula, una vibrante pieza de hard rock con una sensacional interacción guitarrera entre la rítmica de Rudolf Schenker y los punteos y solos de Matthias Jabs. Todo un clásico de la banda y del heavy metal ochentero.

“Can’t Live Without You” es otro de los platos fuertes del álbum. Gran canción que conjuga a la perfección la energía hardrockera con la melodía más pegadiza. La letra escrita por el vocalista Klaus Meine parece estar dedicada a sus fans y a la comunión que se produce con ellos en sus conciertos.

scorpions-blackout-foto-criticaEn ninguno de esos conciertos podría faltar el siguiente tema: “No One Like You”. Riffs sencillos y ultrapegadizos para esta canción nuevamente compuesta por Meine en la que disfrutamos de un tempo lento y melódico en los versos que contrasta con la fuerza de su imperial estribillo. Un auténtico himno en la discografía de Scorpions.

El batería Herman Rarebell es el autor de “You Give Me All I Need”, flojo corte de una sencillez extrema, sobre todo en su estribillo repetido hasta la saciedad. No está entre lo mejor del disco, todo lo contrario que la otra composición de Rarebell para este trabajo, la magnífica “Arizona”. Riff de Schenker marca de la casa para un tema también muy sencillo pero más inspirado que el anterior además de tremendamente lúdico y festivo.

En “Now!” Klaus Meine realiza una de sus mejores interpretaciones vocales, mientras que la guitarra de Jabs vuelve a echar chispas en esta canción que suena como una mezcla entre los AC/DC de Bon Scott y los Cheap Trick más cañeros.

Aunque para caña la encontrada en “Dynamite”. Temazo rápido, muy contundente con un demoledor trabajo guitarrero, un destacado Rarebell a la batería y un estribillo coreable hasta el infinito en sus sudorosos espectáculos en vivo.

En “China White” quieren experimentar…el resultado final no es del todo convincente en esta composición de ritmos pesados que termina volviéndose bastante monótona y larga. El concepto musical es similar, salvando las distancias, a lo ofertado por Led Zeppelin en discos como “Physical Graffiti” (1975). Incluso la voz de Meine en algunos pasajes recuerda mucho a la de Robert Plant.

“Blackout” termina con “When The Smoke Is Going Down”, una bonita balada, típica de la banda de Hannover, muy al estilo de la posterior “Still Loving You”.

Como dato adicional, decir que Klaus Meine perdió literalmente la voz durante las sesiones de grabación de este álbum por lo que tuvo que ser operado hasta en dos ocasiones para extirpar unos nódulos que tenía en la garganta y en las cuerdas vocales. Tan grave era la situación que llegó a temerse seriamente por su continuidad en el grupo. Por fortuna pudo recuperarse bien y volvió para cantar tan bien o mejor que antes.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Scorpions

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:4.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar