• Por Antonio Méndez

Crítica

Tras el estupendo “Bookends” (1968), la pareja Simon & Garfunkel publicó otro imprescindible álbum con este “Bridge Over Troubled Water”. Simplemente por contener la majestuosa balada que da título al disco ya tendría que ser adquirido por el buen melómano. La pieza es una conmovedora oda a la amistad compuesta por Paul Simon e interpretada vocalmente por Art Garfunkel.

Junto al tema homónimo encontramos clásicos del folk-pop como “The Boxer”, melancólica historia de un luchador vital con el reiterado “Lie la lie”; o la divertida “Cecilia”, con Simon rogándole a la tal Cecilia que regrese con él y deje de ponerle los cuernos. Al final lo consigue.

Su gusto por los sonidos alejados de su entorno anglosajón se encuentran en “El Cóndor Pasa”, con una extraordinaria combinación de voces (Garfunkel aparece en el puente) sobre el tema de sonoridad andina compuesto por Daniel Robles en el lejano 1913 y adaptado de manera magistral por Simon. Otra joya del disco es “Song For The Asking”, una obra maestra por su melodía, su sencillez, su capacidad de emocionar al escuchar la voz y la guitarra acústica del gran Paul Simon.

Las demás canciones (entre las que incluyen una versión del “Bye Bye Love” de los Everly Brothers), aunque no están a la altura de las citadas respecto a su popularidad, no resultan para nada desdeñables.

Todo lo contrario, sólo hay que escuchar la sensacional “The Only Living Boy in New York” (una de las joyas y uno de los momentos cumbre del álbum), o “So Long Frank Lloyd Wright” para comprobarlo.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Simon & Garfunkel

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:21    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar