• Por Antonio Méndez

stereophonics keep calm and carry on criticaCrítica

Con influencias de Oasis o Manic Street Preachers, los galeses Stereophonics surgieron en las postrimerías del brit-pop, etiqueta bien simplona para englobar a una serie de grupos británicos de comienzos de los años 90 con influencias de los años 60 y 70, sea la psicodelia o el glam rock, las bandas grunge y el sonido lisérgico-dance Madchester, principalmente los Stone Roses.

El título del disco de Kelly Jones y compañía ejemplifica bien uno de los temas centrales del álbum al margen de los intereses coitales-románticos, adaptación al contexto que ha tocado vivir y esperanza. Muy conformistas se han puesto estos.

El álbum se abre con “She’s Alright”, un buen tema garajero con riff stoniano, ritmo dinámico, bajos funk y estribillo pegadizo. Época vacacional. Conoce a Sandy en la playa. Bailan y beben. Se bañan. “Ella está bien, está conmigo”… Pues enhorabuena.

El luminoso y desenfadado pop de comienzos y mediados de los años 60 parece inspirar “Innocent”, otro grato corte sin pretensiones fatuas con coros “pararararara” y tempos Motown. Buen inicio de álbum. Melódico, animoso, rítmico.

“Beerbottle”, con consejos familiares de “tirar palante” a pesar de los escollos de la vida, es un medio tiempo electro-pop que mezcla el krautrock con Oasis. Posee una conseguida atmósfera de concepción hipnótica.

“Trouble” es un corte muy ágil con influencias power pop y new wave. Muy pegadizo. Nanananana…, mientras que “Could You Be The One” aplaca el tempo con una balada con armonías vocales y sonidos repicantes y angulares que recuerda a los Oasis más tranquilitos.

“I’ve Got Your Number” tiene ascendencias glam rock con potente percusión, el pop-rock “Uppercut” retoma tiempos brit pop en formato medio tiempo, al igual que “Live N’ Love”, que cruza a los hermanos Gallagher con los Stone Roses.

“100 mph” es una escuchable canción melódica con crescendo emocional y empleo de voz rasposa en contraste con dulces coros. Bases rítmicas con guitarras jangle y algo parecido a mandolinas.

La dinámica “Wonder” les ubica de nuevo en el revival new wave y post punk también con influencias de los Stone Roses.

El disco termina con dos de sus cortes más olvidables, “Stuck In A Rut”, cópula de los Aerosmith más radiofórmula FM con el hip hop, y “Show Me How”, balada de piano con pretensiones épicas que recuerda a Oasis en sus momentos más aburridos con el Rod Stewart de los 80.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Stereophonics

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:11    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar