• Por Antonio Méndez

the stooges fun houseCrítica

Fiero, catártico segundo LP de la banda de Detroit The Stooges. Es un monumental trabajo de rock garajero proto-punk con un psicótico Iggy Pop bramando incendiariamente sus proclamas ante los compases nerviosos, perturbados, penetrantes, de los hermanos Ron (guitarra) y Scott (batería) Asheton, el bajista Dave Alexander, y el enajenado saxo de Steven Mackay.

La sensacional “Down On The Street”, uno de los mejores temas que nunca han compuesto los Stooges, es la apertura de un mundo caótico, fascinador, de excitables y excitantes trabajos rítmicos, vehemencia guitarrera de Ron Asheton y minimalismo lírico, traspasado por el poderío vocal de un bravío Iggy.

Tras navegar por sus impetuosos surcos repletos de furia, el imprescindible “Fun House” culmina con “L.A. Blues”, enloquecedora purga sónica.

El álbum está producido de forma magistral por Don Gallucci, teclista de los Kingsmen, que consigue atrapar el directo de esta esencial formación y configura el mejor disco del grupo y una de las experiencias más gratificantes que cualquier aficionado del rock puede disfrutar.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Stooges