• Por Antonio Méndez

the-american-revolution-album-1968Crítica

Flick-Disc Records fue un sello de la MGM dedicado en la parte final de los años 60 a editar discos de pop psicodélico que no obtuvieron el resultado comercial esperado, lo que llevó a su pronta cancelación. En ese sello grabó en el año 1968 su único LP el grupo californiano The American Revolution, un cuarteto de Los Angeles llamado con anterioridad The Band Without a Name.

Richard Barcellona, como cantante y guitarrista, Eddie Haddad, como vocalista y teclista, John Keith, bajista, y Daniel Derda, batería, formaron esta banda que tanto interpretó sunshine pop como pop orquestal o psicodelia en un correcto LP de canciones cortas de 2 minutos, con melodías luminosas y constante uso de armonías vocales. Fue producido en su mayoría por Harley Hatcher, con alguna colaboración de Mike Curb y Larry Brown.

El álbum se abre con “Cold Wisconsin Nights”, un rítmico tema escrito por Mike Lloyd en el que se buscan abrazos en frías noches… Violines, flautas y papapas en un pop alegre que podrían cantar en el período los Cowsills.

Ya verás, encontraremos un arco iris en este día lluvioso, todos de la mano, sólo queremos días soleados… Delicia de inocencia psicohippie con “Rainbow In The Rain”, canción sunshine pop a lo Yellow Balloon o Sunshine Company que escribió Nancy August.

El propio productor, Harley Hatcher, compuso algunos de los cortes del LP. Uno de ellos es “Prelude To Love”, meloso tema muy Tin Pan Alley con recarga orquestal.

También son de Hatcher otros cortes como “Come On And Get It”, una balada menor pop soul que podría cantar Sam Cooke o los Temptations con Haddad destacado en el órgano…. si quieres a mi chica, ven y cógela…; “Keeping Your Love”, otro pasaje dulzón de pop romántico orquestal que nos lleva a finales de los años 50 y comienzos de los 60; y “Love Has Got Me Down”, intenso corte pop rock con batería cabalgante y uso del kazoo que fue incluido en la banda sonora de la película “Nacido Salvaje”.

Las canciones de mayor interés del disco son las escritas por los propios miembros del grupo. Por ejemplo, “Show Me How To Cry”, pop melódico con un gran bajo de John Keith (autor del tema) que nos lleva tanto al pop vocal de los Turtles como a los primeros años del beat británico.

Los otros tres temas del LP son autoría de John Keith junto al cantante y guitarra Robert Barcellona. La canción con voz lastimera “Crying Eyes and An Empty Heart” es un pasable pop soul (pensemos en lo que grababan en la época The Equals), siendo lo más destacado su faceta psicodelia, con “In The Late Afternoon”… puedo ver las flores crecer, es un día maravilloso… con elaborados arreglos lisérgicos que les emparenta con bandas como The Move, The Idle Race o The Herd.

Uno de los mejores cortes de la corta carrera de The American Revolution es “Opus #1”, psicodelia vals-barroca con voz lennoniana y evocación renacentista que muestra el intento más experimental del grupo.

Subestimado, este disco no tuvo fortuna y el grupo terminó desaparecido. Poco después, Richard Barcellona y John Keith lo intentaron con similar suerte con otro proyecto, Edge, un conjunto de rock psicodélico que grabó un meritorio LP homónimo en 1970.