• Por Javier Platas

the bee gees album review cover idea portada discoCrítica

En su etapa dorada (y bastante desconocida) de los años 60, la banda de los hermanos Gibb demostró el por qué los amantes del mejor pop melódico le deben eterno agradecimiento y admiración.

Solo hay que deleitarse con discos del nivel de “Horizontal”, “Odessa” o este “Idea” para darse cuenta de ello.



En “Idea” nuevamente bordan sus melodías preciosistas interpretadas extraordinariamente por sensibles voces y embellecidas por sublimes apoyos orquestales presentes en gemas como “Let There Be Love”, “In The Summer Of His Years”, “Down To Earth”, “When The Swallows Fly”, “I’ve Decided To Join The Airfoce”, “Swan Song” o la obra maestra “Kilburn Towers”, con una maravillosa introducción de mellotron cortesía de Maurice.


Canciones más desenfadadas, espontáneas, con una orientación más sencilla, pero igualmente excelentes, son “Kitty Can” (un tema que recuerda mucho a los Hollies), “Indian Gin And Whisky Dry” y “Such a Shame”, la única composición para el grupo del guitarrista principal Vince Melouney.

Además sólo la presencia de los emblemáticos sencillos “I’ve Gotta Get a Message To You” y “I Started a Joke” es suficiente para hacerse con un ejemplar de este trabajo de atractiva portada diseñada por Klaus Voorman.