• Por AlohaCriticón

Este grupo de California debutó en el año 2007 en formato disco grande con un álbum power pop muy estimable, que aunaba de forma grata a los Beatles con Big Star y Teenage Fanclub, y que gustará a los escuchantes de los propios Teenage Fanclub o de conjuntos de similares propuestas, como Velvet Crush o Nada Surf.

En su continuación siguen ofertando melodías de mérito, con apreciables variantes rítmicas y cuidados arreglos, pero ahora, sin perder sus destellos de pop poderoso, exhibiendo una ascendencia nuevaolera.

La apertura, “Gwen, Now and Then”, hacen sonar una caja de ritmos con guitarras jangle byrdsianas y armonías con voces melosas en tono agridulce.

No es un mal comienzo, la melodía es de fácil consumo pero la pieza no termina de excitar.

El single “Auctioneer” es impulsado por un vívido riff de piano ragtime y un poderoso bajo dominando el ritmo de una pieza power pop muy luminosa con cascadas de repicantes guitarras.

Es uno de los mejores cortes del álbum, al igual que la continuación, “Elm City”, otro tema con lugar prominente para sonidos de piano y bajo, en donde se adopta un tono más grave e íntimo acompasado por una pujante y seca batería, arreglos de cuerda, juegos vocales y punteos de guitarra.

“Ambuscade” es un interesante tema que se inicia como jangle pop con deuda tanto a los Byrds como a The Cure, y se desarrolla como una pieza de notable melodía con ecos new wave en su atmosférico pop de sintetizadores estilo nuevo romántico. Gran aporte del riff minimalista de guitarra para crear una atmósfera muy sugerente.

“Perfect Games”, con voz doblada y guitarras burbujeantes, es un sencillo y estupendo corte powerpopero que no quedaría nada mal en un disco de los 70 de los Records o los Shoes.

En el medio tiempo de pulsante ritmo “House of Lies” incluso tienen dejes glam con mezcla entre powerpop 70’s y pop nuevaolero, mientras que el pop “The Smartest Man Alive” podría ser una canción de los primeros Duran Duran o de unos China Crisis, y el “Terror for Two” podría ser cantado en los 80 por Ric Ocasek para los Cars.

En la techno-pop “Got It Bad” ya no esconden su nueva influencia new wave y post-punk con influencias también del krautrock.

El disco se cierra con “Embassy Row”, canción pop-rock radioformulista de las muchas que hoy pueden componer conjuntos de cómoda escucha como Coldplay o Travis.

Ir a la biografía de The Broken West

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:4.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar