• Por Antonio Méndez

turn turn turn the byrds album review coverCrítica

Después de deslumbrar a medio mundo con la publicación de su fenomenal primer álbum, “Mr. Tambourine Man”, LP que asentó las bases del folk-rock/jangle pop, los Byrds prosiguieron su andadura musical con este magnífico segundo disco, seductor desde las primeras notas del tema que le da título, una extraordinaria adaptación de una pieza del compositor folk Pete Seeger con la que consiguieron llegar a lo más alto de las listas.

Gene Clark continuó ejerciendo sus poco ponderadas dotes como compositor y cantante en maravillosas piezas de calado sentimental y preciosismo melódico como “The World Turns All Around Her”, “If You’re Gone” y “Set You Free This Time” (probablemente el momento más inspirado del disco), en las que se puede disfrutar del influyente uso de la Rickenbacker de doce cuerdas de Roger McGuinn y de las armonías vocales de David Crosby.

Igualmente son dignas de reseñar las excelentes versiones de clásicos del maestro Bob Dylan (“Lay Down Your Weary Tune” y “The Times They Are A-Changing”), la primera incursión en el country de la mano del bajista Chris Hillman con la balada “Satisfied Mind”, la grata pieza pop “It Won’t Be Wrong” (escrita por McGuinn) o el sentido homenaje que el propio McGuinn rinde a John F. Kennedy en “He Was a Friend Of Mine”.

Con este gran disco producido por el hijo de Doris Day, Terry Melcher, los Byrds cerraban un triunfal año en el que aparte del éxito crítico y comercial obtuvieron el reconocimiento y admiración de sus compañeros de profesión, incluidos los Beatles.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Byrds