• Por Antonio Méndez

cats-as-can-album-review-critica-beatCrítica

The Cats fue una banda importante del llamado Nederbeat, grupos holandeses influenciados por los sonidos pop, beat, de la Gran Bretaña de comienzos de los años 60.

Formaron parte del llamado Palingsound, un movimiento surgido en la ciudad de la que procedía, Volendam, y en la que también se pueden incluir a George Baker Selection o a Next One.

Su disco debut es este “Cats As Cats Can” (1967), editado en Imperial Records con producción de Klaas Leyen, quien por la época había trabajado con The Buffoons.




Los Cats, una celebridad en su país, fueron ayudados en este primer LP por la talentosa pareja británica de compositores Roger Greenaway y Roger Cook, autores de bastantes temas del álbum, entre ellos el primero: “What’s The World Coming To”.

the-cats-review-critica-1967Esta canción exhibe otra aportación fundamental al sonido de los Cats, los arreglos orquestales de Wing Jongbloed, exuberantes en un rítmico beat a lo Hollies con buen uso vocal en armonías y una pegadiza melodía.

Los gatos holandeses se preguntan sobre el mundo qué viene, sobre la felicidad, sobre la necesidad de unión.

Intensa apertura.

El segundo corte de este disco debut es “Night Time”, una versión de los Escorts, banda de Liverpool con Terry Silvester.

La canción, escrita por el guitarrista Patrick Chambers, es un corte lento sobre noche en fiesta tranquila, amor, baile y canto… con Cees Veerman (principal cantante del grupo en estos inicios, más tarde lo sería Piet Veerman) en la voz principal y un sonido muy Motown, a lo Temptations.


De Greenaway/Cook es también “Little Miss Mary”, un tema pop cabaretero que grabó el mismo año Whistling Jack Smith.
La canción, animada, con toques de humor y metáforas de jardín y coqueteo sexual, suena a un estilo Lovin’ Spoonful o Sopwith Camel.

Cees Verman compone “Without Your Love”.
Es una preciosa balada con violines y el típico lamento por desamor.

Emocional, con un estupendo progreso melódico y arreglos orquestales, recuerda al Merseybeat de los Gerry & The Pacemakers o a las baladas de los mancunianos Herman’s Hermits.

Otros compositores de entidad, Bert Berns, Jerry Leiber y Mike Stoller, les compusieron “No You Can’t Love Them All”, rítmica pieza que vuelve a mostrar sus huellas británicas.

Muy Merseybeat, es otra canción beat que podrían cantar los Gerry & The Pacemakers con influencias doo wop y solo de piano de Jaap Schilder.

Cees se pasea por una calle llena de chicas guapas e intentará enamorar a todas.




Más canciones de Greenaway/Cook:

“Far Beyond The Call Of Duty”, un tema que también grabó en 1967 el australiano Normie Rowe & The Playboys.
Delicioso pop orquestado con variantes de tempo.
Muy melódico, típico del período.

“Sure He’s A Cat”, la canción más conocida del LP con arreglos exquisitos para crear un dinámico pop barroco con ironías sobre un fulano que va de guaperas… es tan “cremoso”.
Voces magníficas a lo Hollies.

“Goodbye Baby, Baby Goodbye” es una versión de Solomon Burke.
Balada blues-soul con piano.
Al estilo de los primeros Moody Blues pre-Justin Hayward.

Bob Crewe y Gary Knight co-escribieron “I’m Going Out (The Same Way I Came In)”.
En el año 1967 tanto la grabaron los Cats como los Tages y Lesley Gore.

Es una canción pop melódica con piano y una producción a lo Phil Spector centrada en alguien que ha sufrido una infidelidad y rompe la relación… salir por donde entré con la cabeza bien alta….
Con orgullo.



Otros compositores profesionales, John Hurley y Ronnie Wilkins, escribieron una canción y esta fue adaptada en 1967 por varios intérpretes:
Waylong Jennings, Sandy Posey, el actor de “Star Trek”, Leonard Nimoy, y los Cats.

Es un beat lleno de estilo con ejecución crooner.
A destacar los elegantes arreglos orquestales del citado Wim Jongbloed, que aporta gran sofisticación a la pieza.

Cees Veerman vuelve a componer con “But Tomorrow”, un contagioso y luminoso pop con intro de piano que tanto suena a los Hollies como a los Herd.

Fin de disco con “Full Stop”, composición de Jorg Schmeier y un joven Giorgio Moroder (todavía faltaba mucho para la época disco) que cruza el “Friday On My Mind” de los Easybeats con las melodías de los Zombies con cambios de ritmo y buenas voces.

Cees espera en la estación al tren pero bajan, bajan, y la novia no llega…

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar