• Por AlohaCriticón

Un batería masculino y tres féminas con la cantante, compositora y guitarrista Isabel Fernández al frente conforman este cuarteto madrileño que oferta en su LP debut una compacta colección de píldoras de musculado pop guitarrero con tonos radiantes y luminosos que contrarrestan sentimientos abatidos, briosos tempos, joviales voces y adhesivos estribillos que recogen herencias de nombres duchos en la brillante amalgama de energía y potencia instrumental con melodías pegajosas, llámense estos Redd Kross, Stems o Buzzcocks, es decir tanto en apariencias power-pop como el punk-pop, sin olvidar el Merseybeat, el bubblegum 60’s o retazos del psycho-garage de la misma época, estilo Music Machine, ? & The Mysteryans o Chocolate Watchband.

También es obvia la referencia a los sonidos más palpitantes de la Motown, pareciendo en ocasiones un híbrido entre las primeras Donnas (producidas ocasionalmente por Steve McDonald, uno de los hermanos de Redd Kross), las girl groups spectorianas, Throwing Muses, los Muffs o las Marvelettes de Gladys Horton y Wanda Young.

El álbum no concede respiro en sus enérgicos ritmos y una escritura pop de formas clásicas con textos en torno a mozas afortunadas, acres cuitas parejiles, fulgor esgrimido en momentos tristes, chicas sexys y escuchas de los Sonics (¡¡¡Cause It’s a Real Boss Hoss!!! ).

La audición del álbum termina por exaltar el ánimo del más pintado con multiplicidad de coros animando bulliciosamente unas efervescentes y desenfadadas piezas de esencia power-pop, con explosión guitarrera, vitaminada sección rítmica y estilosos teclados.

Cierta iteración sónica no es óbice para el goce de unas canciones tan pujantes como melódicas, en especial fibrosos cortes como la agridulce-agresiva “Do You Think About Me?”, pieza que presenta una parte acústica que parece rememorar el “Forever Changes” de Love, el single “Who Wanna Dance Now?”, en donde desean a escuchar bien alto a los seminales y grandes hermanos Parypa y Gerry Roslie, o “Come My Way” y “Last Night”, ambos temas con influencia reddkrossiana.

Su querencia Motown se aprecia en la versión del clásico de los Smokey Robinson & The Miracles “Tears of a Clown” mientras que la vibrante “Lucky You” les acerca a Dom Mariani y sus magníficos Stems.

“Someday” y el sensacional bonus track “The Only One” son dos temas que significan la facilidad de The Charades para escribir melodías directas con exultantes ritmos, fenomenales estribillos y combinaciones vocales que en estos dos temas alcanzan algunos de los momentos más instantáneos y sublimes del disco.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar