• Por Antonio Méndez

strange days the doors album disco review critica portada coverCrítica

La segunda entrega en formato LP de los Doors guarda similitud con su predecesor, ya que en “Strange Days”, disco de portada circense, hallamos temas con trazos parecidos a los que integraron el debut homónimo de los californianos en una sugerente mixtura de pop, rock, blues, jazz y psicodelia.

Las imaginación de Ray Manzarek en los teclados, la seductora guitarra de base blues de Robbie Krieger, el trabajo en la sección rítmica del batería John Densmore y la grave, poderosa capacidad vocal de Jim Morrison se alían para ofrecer instantes de cautivadora belleza, fascinantes atmósferas, melodías envolventes, foscas líricas de manifestación extática.

the doors single people are strangeEl pop de maquillaje lisérgico se ejemplifica en la textura del single “Love me two times”, la memorable “People are strange” o la propia “Strange Days”, sin olvidar la apenada balada “You’re lost little girl”, “Unhappy girl”, “Moonlight drive” (con un aullante wah-wah de Krieger), “My eyes have seen you”, pieza de sencilla letra con pegadiza melodía, o “I can’t see your face in my mind”, elegante balada en la que se escucha una marimba en manos del gran Manzarek.

El disco llega a su fin con “When the music’s over”, extenso, hipnótico tema que recuerda a una de las más emblemáticas canciones del grupo: “The End”.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de The Doors