• Por AlohaCriticón

Estos Futureheads británicos se bautizaron con un tema de los Flamin’ Lips pero lo suyo es recuperar los sonidos punk más melódicos de finales de los 70, véase los Jam en su primera etapa o los Buzzcocks, sin olvidar a los americanos Ramones.

Energía a raudales, letras de escolar no muy aplicado, armonías vocales y melodías y estribillos adhesivas, son las claves básicas de este conjunto pop-punk que edita con este trabajo el tercer disco grande de su carrera.

El single “The Beginning Of The Twist” es una de las cumbres del álbum. De irresistible (y machacón) estribillo, es una pieza con garra sobre cambios y nuevos comienzos.

No menos brío tiene la exultante “Walking Backwards”. Con tópico sobre tópico en torno a la desorientación y angustia urbana, es un tema muy Jam en la etapa “This Is The Modern World” (curiosa similitud con el título de este álbum) o “In the City”.

Los Jam, y también los Buzzcocks, se rememoran en “Think Tonight”, apabullante tema pop-punk con ardoroso trabajo rítmico, aceleradas y agudas guitarras, y un excelente estribillo.

En “Radio Heart” apaciguan un tanto el tempo en las estrofas (el estribillo vuelve a poseer la fuerza usual en la banda e incluso emplean arreglos de cuerdas) y tratan la búsqueda a través de la radio de una buena moza que no sean tonta-superficial. Qué profundidad, por Dios.

“This Is Not the World” remacha la zozobra urbana con imágenes apocalípticas (calles agrietadas, coches detenidos, ceños al revés…), coros pop y urgentes guitarras acuchillantes, mientras que “Sale Of The Century” trata la autoconfianza con riffs hard rock, tono ominoso con una sección rítmica excepcional, y la previsible explosión rítmica dance-punk del estribillo.

“Hard To Bear”, de lo más flojo del álbum con un texto de telenovela de sobremesa, es la típica-tópica canción de apoyo amistoso al que han mandado a tomar viento en una ruptura… Venga, anímate, que pronto lo superarás, si mujeres mejor que esa petarda hay por doquier.

Los apuros de la vida urbana retornan en otro corte –también muy The Jam- no demasiado memorable, “Work Is Never Done”, con nervudas líneas de guitarra en una sinergia de estampido instrumental y vocal con “papapapas” 60’s incluido.

Comentarios sociales y juegos temporales se abordan en “Broke Up The Time”, pasable pieza con las constantes y variantes rítmicas del grupo, “Everything’s Changing Today”, con algún riff a lo AC/DC, “Sleet” ya resulta cansina por su repetición de recursos, y “See What You Want”, que por lo menos tiene un trémulo riff guitarrero que aporta cierta variante a la agudeza y celeridad general, ponen punto y final a un disco que contentará a los más jóvenes que descubran el pop-punk.

Los que ya se han machacado años y años con los Jam o los Buzzcocks esto no les dirá casi nada.

Ir a la biografía de The Futureheads

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:3.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar